Internacionales

VACUNAS: AstraZeneca suspendida, UE respalda otras

Sharing is caring!

Italia, Francia, Alemania, España, Luxemburgo y Eslovenia son los nuevos países europeos que decidieron hoy la suspensión de la aplicación de dosis de la vacuna de AstraZeneca contra la Covid-19, en espera de datos que respalden su confiabilidad.

La Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA), que pocas horas antes había difundido un comunicado donde consideró «injustificada» la alarma sobre la seguridad de la vacuna, terminó luego por prohibir su publicación, aunque sigue definiéndola como «segura».

Una decisión tomada sobre todo «por precaución y temporalmente», aseguraron desde la AIFA y desde Palazzo Chigi, sede del gobierno, en línea con lo que está ocurriendo en un número creciente de países europeos.

Varias capitales anunciaron hoy, en efecto, la investigación sobre nuevos casos de trombosis y decesos sospechosos de personas que habían recibido la inyección con la vacuna anglo-sueca.

Los últimos en suspender el uso de AstraZeneca fueron los cuatro grandes Estados de la Unión Europea: además de Italia, Alemania, Francia y España, esta última por 15 días.

Una decisión tomada aunque el laboratorio fabricante, el premier británico Boris Johnson y la Organización Mundial de la Salud insistan en que no hay contraindicaciones.

Y aunque la EMA afirme que los eventuales riesgos son superados por los beneficios de la vacuna. Los primeros en lanzar el alerta, tras verificarse problemas en la coagulación de la sangre en numerosos ciudadanos recientemente vacunados, habían sido los países del norte de Europa.

Fue pionera Dinamarca, el 11 de marzo, en anunciar la suspensión. Siguieron Islandia, Noruega, Bulgaria, Irlanda, Holanda y -fuera de Europa- Tailandia, la República Democrática del Congo e Indonesia.

Previamente, un primer lote de AstraZeneca había sido bloqueado por Austria el 8 de marzo, tras la muerte de una enfermera de 49 años.

Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo habían suspendido el mismo lote, prohibido el 11 de marzo también por la AIFA (Italia) y Rumania.

Ayer, la región de Piamonte (norte de Italia) suspendió totalmente la vacuna tras la muerte de un docente. Una decisión extendida hoy a todo el territorio nacional.

La EMA mantendrá el jueves una reunión extraordinaria para examinar la situación. Su pronunciamento debería en teoría orientar las decisiones de los gobiernos del Viejo Continente.

Entretanto, en una audiencia en el Europarlamento ya se expresó el responsable de la estrategia de vacunación de la agencia, Marco Cavaleri: en su opinión, la relación entre riesgos y beneficios «es positiva y no vemos ningún problema en seguir las vacunaciones».

Una postura ratificada luego con un comunicado oficial de la misma agencia. Mientras el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que nuevos datos de la agencia se esperan ya para mañana.

Efectos colaterales aparte, AstraZeneca podría tener otro punto débil: según un estudio citado por el propio Cavaleri, de la EMA, la vacuna habría sido ineficaz contra la variante sudafricana del coronavirus, aunque hacen falta más verificaciones.

Según los primeros resultados, parecen en cambio tener «óptima eficacia» contra las nuevas cepas la vacuna de ARN mensajero desarrolladas por Pfizer y moderna, así como la de Johnson&Johnson, cuyo uso aprobó la EMA hace unos días.

En espera de más certezas sobre los eventuales efectos colaterales de AstraZeneca, lo seguro es el impacto negativo que está teniendo el freno a esa vacuna en las campañas de vacunación de varios países europeos.

Por su parte, el Reino Unido sigue a todo ritmo y superó los 26 millones de dosis administradas, de las cuales casi la mitad son de AstraZeneca.

Y no es secundario el problema de quien ya tuvo la primera dosis y tendría que haber recibido la segunda en estos días.

La AIFA en particular informó que dará a conocer «rápidamente» las modalidades para completar la vacunación, apenas la situación sea más clara.

Para hacer frente a los retrasos, muchos confían en el aumento de la producción de las otras empresas farmacéuticas y en la llegada de nuevas vacunas.

Incluyendo la rusa Sputnik V, que sin embargo -informó Bruselas- no está aún en proceso de negociación. Entretanto, se llegó a acuerdos para iniciar la producción en Italia, España, Francia y Alemania, para estar listos para la distribución en caso de aprobación de la EMA.

En cuanto a Johnson&Johnson, alcanzó un acuerdo con la alemana IDT Biologika para producir vacunas destinadas a Europa en la fábrica alemana de Dessau. (ANSA).