Educación, Nacionales

EDUCACIÓN: Kicillof reemplazará a docentes con factores de riesgo

Sharing is caring!

Es parte del acuerdo con los gremios para volver a las aulas. Implicará una inversión de 800 millones mensuales.

Axel Kicillof invertirá entre 700 y 800 millones de pesos por mes en un programa para sumar docentes y reemplazar a los educadores que no pueden cumplir con la presencialidad por pertenecer a grupos de riesgo.

Se trata del acuerdo entre el gobierno provincial y los gremios docentes para garantizar la vuelta a las clases presenciales sin ruidos en el territorio bonaerense luego de que los docentes plantearan varios reparos en los últimos meses a retornar a las aulas.

Kicillof aseguró que apunta a «volver el 1º de marzo con una presencialidad segura, a clases que no van a empezar iguales».

Además defendió a los sindicatos docentes: «Muchos se llenan la boca con el consenso pero parecen que siguen teniendo de enemigos a los maestros, que son un pilar del pueblo de la provincia y están muy de acuerdo en volver a la presencialidad».

La ministra de Educación, Agustina Vila, explicó que el Programa de Fortalecimiento de la Planta de Docentes y Auxiliares es un «mecanismo de cobertura por factores de riesgo para docentes y auxiliares de toda la provincia» y destacó que estas suplencias extraordinarias podrán ceder cuando los trabajadores puedan reintegrarse.

En tanto, también se anunció la incorporación de módulos de trabajo docente para financiar los espacios de intensificación de la enseñanza para aquellos estudiantes cuyas trayectorias educativas se vieron comprometidas luego de todo un año sin clases presenciales.

Esta medida requerirá una inversión adicional de 1.450 millones de pesos, equivalente a la incorporación de 21.000 docentes durante tres meses, que se destinará a todas las escuelas de gestión estatal y privada subvencionadas.

Según especificó Vila, esos 1.450 millones serán para contratar maestros o pagar horas adicionales a los que ya tiene cada escuela y derivará en «212 mil horas presenciales para esos chicos». La funcionaria explicó que serán seis semanas para el nivel primario y diez para el secundario.

«Cada escuela, a partir de la semana que viene, va a estar notificada de los recursos de horas adicionales que puede tomar el plantel docente o con terceros docentes que se incorporen a través del acto publico virtual», agregó Vila al referirse al mecanismo para el programa de emergencia para los alumnos que tuvieron mayores dificultades para seguir conectados a la escuela en 2020.

Kicillof aprovechó el anuncio para cruzar a la oposición por los reclamos para que retornen las clases presenciales. «Basta de decir que vuelvan las clases porque en la provincia de Buenos Aires hubo clases pese a las circunstancias complejas». En ese sentido agradeció a todos los que forman parte de la comunidad educativa y que «sostuvieron la continuidad pedagógica en condiciones muy difíciles».

«Para sostener las clases se hicieron muchísimas cosas, tuvimos que pasar a una modalidad virtual, y no en las condiciones de algunas jurisdicciones que quizás tienen calles de asfalto en todas las cuadras y conectividad en todos los rincones», amplió el gobernador.

Asimismo, sostuvo que «durante la pandemia, seguimos invirtiendo en infraestructura escolar en 2.800 establecimientos educativos de los 135 municipios, arreglando instalaciones de gas y electricidad para que el regreso a las clases se pudiera hacer de forma segura». Y añadió que «nos dedicamos a gestionar y en octubre del año pasado ya habíamos presentado un protocolo para garantizar la mayor presencialidad posible y un regreso cuidado».

En paralelo a los anuncios, corre la negociación paritaria con los sindicatos del sector educativo. Los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) pidieron ser convocados por el Ministerio de Trabajo provincial para discutir salarios. Reclamaron un llamado a negociar en comisiones técnicas.

En un comunicado, los gremios Suteba, FEB, Udocba, AMET y Sadop señalaron que «urge discutir los salarios docentes de 2021 y, al mismo tiempo, analizar tanto el desembolso de recursos propios que utilizaron los docentes en la continuidad pedagógica de 2020 como las nuevas demandas y desafíos que enfrentarán este año para poder seguir garantizando la enseñanza».

FUENTE: LPO