Ecología

ARGENTINA: Documental interactivo sobre basura

Sharing is caring!

EPA/MAK REMISSA

El destino de lo que consumimos, los rellenos sanitarios y los basurales a cielo abierto, los «territorios de sacrificio», el reciclado y la aspiración de generar un sistema circular son el eje de TRASH, el primer documental interactivo sobre residuos en la Argentina, que alerta sobre el problema ya dramático de la basura y la contaminación ambiental.

«Cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y al año se usan 500 mil millones de bolsas de plástico: son datos de la ONU. Hay islas de plástico en el océano. No tiene razón de ser», explica la cronista y periodista argentina Agustina Grasso, que dirigió y condujo el innovador documental.

Apelando al recurso de la interactividad -el público puede avanzar en los capítulos de la investigación haciendo click en cada letra de la palabra TRASH, a medida que quiera saber más sobre el tema- el trabajo aspira a llenar un vacío de información y a concientizar sobre el problema de los residuos.

Animaciones al estilo de un videojuego, y hasta la música del documental hecha con basura, apuntan también a explicar por qué es importante lograr en la Argentina la separación de residuos en origen.

Junto a un equipo de profesionales de distintas partes del mundo, partiendo de la plataforma de la web de periodismo independiente Escritura Crónica, Grasso parte de una pregunta clave: ¿cuándo empieza el camino de la basura? La búsqueda de la respuesta hizo surgir el documental -visible en https://escrituracronica.com/Trash/index.html#Home- «para generar conciencia sobre la importancia de reciclar y reducir el consumo».

«Yo quise ir al origen y conocer todo el camino. Me pregunté ¿cuándo arranca el camino de la basura? ¿En el basural? ¿Cuando sacás la bolsa de basura a la puerta de tu casa? No. Arranca cuando vos estás comprando. Lo que compramos ya es basura», subraya Grasso.

«Pero si vamos más atrás, en realidad empieza cuando la están produciendo. Todo tiene que ver con el sistema de producción, te preguntás si realmente necesitamos producir todo esto, si de verdad tiene que tener todo ese packaging. Y los números son fatales», agrega.

La minuciosa investigación empezó en realidad años atrás: «Quería saber qué pasaba en González Catán, partido de zona oeste del gran Buenos Aires. Se decía que la gente sufría por la contaminación generada por la basura. Como es a media hora de mi casa, empecé a ir seguido en el verano del 2012. Me sentía medio Erin Brockovich».

«Me sonaba mucho esa película porque yo iba y los vecinos me decían ‘sí, yo tengo cáncer, yo tengo lupus, yo tengo púrpura, yo tengo distintas enfermedades todas producto de la (contaminación de la) basura’. Me hacía listados de personas que podía entrevistar.

Yo había ido con la idea de hacer una nota, una crónica. Y cuando tomé dimensión de la magnitud del problema me di cuenta de que no alcanzaba con una nota».

El documental, que se presentó en los primeros días de diciembre siguiendo los protocolos vigentes por el coronavirus, y se difundió en streaming, cuenta con la voz en off de Maristella Svampa; el diseño de Lucia Sierra; desarrollo web de Jessica Conde; cámara Daia von Foerster y Rodrigo Morales; vestuario Loli Masip; edición y animaciones, Dana Jazmín García y Joaquín Tucci de Agencia Buke; chequeo de datos, Cynthia Finvarb; y prensa, Mailén Britos.

Además, la banda sonora está realizada con basura por el músico Juan Pedro Barallobres.

El próximo marzo, la investigación tomará la forma de un ebook, del que ya se pueden reservar ejemplares mediante un sistema de venta anticipada. (ANSA).