Locales, Turismo

TURISMO: Un verano «restrictivo»

Sharing is caring!

El Gobernador mantuvo una videoconferencia con todos los jefes comunales de la Costa Atlántica, con quienes empezó a definir algunos lineamientos de cara a receso estival. Qué se acordó.

A pesar del crecimiento de contagios por Covid-19, tanto en el interior de la provincia de Buenos Aires como del país, el gobernador Axel Kicillof ya piensa alternativas para encarar la temporada de verano.

Por eso, este lunes mantuvo una videoconferencia con todos intendentes de la Costa bonaerense (desde Las Toninas hasta Monte Hermoso) con el objetivo de empezar a buscar consensos sobre protocolos y habilitaciones en miras a diciembre.

Según se pudo saber, en la reunión se decidió conformar una Mesa de Trabajo entre los intendentes y funcionarios de la Provincia para avanzar en los protocolos y estrategias para el veraneo que no solo permita el descanso de los turistas, sino también que prevea el refuerzo del sistema sanitario.

“Nos imaginamos un verano, restrictivo, lleno de desafíos en el que todos entendemos la importancia de trabajar juntos, sin distinciones partidarias”, señaló el intendente de Pinamar, Martín Yeza, luego del encuentro del que también participó el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Producción, Augusto Costa.

Por su parte, Sebastián Ianantuony, intendente de General Alvarado, comentó: «Pudimos plantearle al Gobernador cuáles son las inquietudes que tenemos para unificar criterios, que es lo que nos pidió él, que ningún municipio salga a plantear cuestiones divergentes».

Se habló de hacer un esquema de trazabilidad del turista, ver qué pasaría si llegase a dar positivo alguno de los miembros de la familia o todos»

Además, indicó que «vemos poco probable contar con la vacuna antes de que se inicie la temporada, asì que en el transcurso de este mes tenemos que dar alguna respuesta a lo que va a ser la temporada mientras visualizamos ya el ingreso de propietarios no residentes».

En tal sentido, comentó que «hoy por hoy, el DNU nacional no admite, justamente, el traslado de personas interjurisdiccionalmente si no es por cuestiones esenciales»

La costa atlántica representa la mayor afluencia del turismo veraniego en el país, ya sea por visitantes nacionales o internacionales.

Para el año que viene, la proyección más optimista es la de una clientela completamente autóctona, ya que en medio de la pandemia mundial será muy difícil sino imposible que se abran las fronteras.

Allí, la oferta local correrá con gran ventaja, ya que por miedo o posibilidades económicas, el destino de este verano estará dentro de los límites argentinos.

Claro que todavía hay mucho por resolver. El coronavirus está lejos de ser asunto superado y todavía no hay precisiones de cuándo podría darse rienda suelta al desarrollo de la actividad.

Como todas las decisiones durante la pandemia, la evolución en las próximas semanas y hasta quizás meses será clave para la decisión final.

Mientras tanto, los municipios de la costa se preparan para que la temporada sea una realidad.