Sharing is caring!

No hubo mayores novedades sobre la investigación por la muerte de Alejandra Fiorito.

Se confirmaron algunas pericias que produjeron nuevas vías de investigación.

Todas las hipótesis son investigadas, ante las distintas actividades sociales y supuestamente delictivas de la víctima.

Siguen esperando los resultados de las pericias sobre el cabello rubio, presuntamente de una mujer, que fue encontrado en el interior del rodado.

Se habría confirmado la presencia de un rodado en el que habrían llegado el o los autores del crimen.

La presencia de los envoltorios de cocaína en el monedero de Fiorito y en sus manos, dejan dudas sobre el fin del homicidio.

Por las circunstancias en que se encontraron esas evidencias se tejerían dos hipótesis.

Una, que se dejó esa evidencia para direccionar la verdadera razón del asesinato hacia un ajuste de cuentas.

Otra, que efectivamente fue un ajuste de cuentas y querían dejar un claro mensaje.

Las características del hecho, mostrarían mensajes mafiosos, sobre todo para quienes desean realizar actividades delictivas independientes.

Supuestamente, Alejandra Fiorito, se habría manejado en forma autónoma con contactos fuera de la ciudad.

Tal es así, el pensamiento de algunas líneas investigativas, que les sorprendió que Fiorito estuviera vendiendo drogas desde hacía dos años.

Además, la actividad de prestamista, sería otra línea de investigación, toda vez, que provoca muchos enemigos.

Hasta el momento, son varias las líneas investigativas, a lo que el fiscal actuante se está decidiendo a seguir.