Sharing is caring!

Los consorcios de gestión de las terminales de La Plata, Mar del Plata, Quequén y Bahía Blanca continúan los controles de rutina frente a la llegada de buques.

Nadie baja la guardia frente a la pandemia. Los puertos bonaerenses implementan permanentes medidas de control para evitar la propagación del virus.

El Consorcio de Gestión del Puerto La Plata (CGPLP) informó que continúa con los operativos de rutina ante el arribo de cada buque, acorde al Plan de Contingencia establecido por los gobiernos nacional y provincial.

Las revisiones que se realizan a buques que vienen del exterior son llevados a cabo junto con personal de Sanidad de Fronteras, perteneciente al ministerio de Salud de la Nación, y Prefectura Naval Argentina. Consisten en medición de temperatura con termómetro infrarrojo, frecuencia cardíaca, oxigenación en sangre y presión arterial.

Hasta el momento, no se detectaron síntomas compatibles con COVID-19. Además, conforme a las normas emanadas por el Poder Ejecutivo, no se permite desembarcar a la tripulación extranjera mientras el barco se encuentra amarrado, evitando la circulación de toda persona que no sea de nacionalidad argentina o residente en el país tanto en jurisdicción portuaria como fuera.

Esta medida se hace extensiva al ingreso y egreso al puerto, a todos aquellos que se encuentren en actividad debidamente justificada y dentro del marco legal de tareas esenciales. Este control se hace por medio de los trabajadores de seguridad privada del CGPLP, a quienes se los instruyó debidamente por personal de medicina laboral.

En puerto Quequén, se llevó a cabo un operativo sanitario conjunto de control y desinfección, al recibir un ómnibus de Puerto Madryn que trasladaba a una tripulación para embarcar en el pesquero Promarsa III. El operativo fue llevado a cabo entre el Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Prefectura Naval Argentina de Quequén y Sanidad de Fronteras Necochea-Quequén.

Previo a su ingreso a la zona primaria portuaria, se procedió a la desinfección del colectivo. Seguidamente mediante un descenso individual, se realizó la evaluación médica de temperatura corporal –utilizando las pistolas térmicas adquiridas por el ente portaurio-, oxígeno en sangre y análisis clínicos, resultando en su totalidad aptos para embarcar.

Luego se los acompañó hasta la embarcación. Desinfectando nuevamente el colectivo, la posta sanitaria –en su interior y exterior- y la zona donde se realizó la maniobra, el ómnibus se retiró.

En Mar del Plata se realizaron hasta el 15 de abril, 3226 controles a personas ingresadas a jurisdicción portuaria. De ellos, 1408 fueron a personal de estiba, 1765 a marineros y 53 al de gremios portuarios. El resultado fue: dos casos sospechosos y ninguno positivo.

El Consorcio del Puerto de Bahía Blanca (CGPBB) informó que se recibieron los resultados de los 9 hisopados realizados a personal del ente y estibadores, los que arrojaron resultado negativo.

Los controles fueron realizados como consecuencia de la activación del sistema de seguimiento epidemiológico de parte del CGPBB junto con las autoridades sanitarias, ante el contacto de unos de ellos con una familiar, enfermera del Hospital de la Asociación Médica de la ciudad de Bahía Blanca que fue luego confirmada como PCR positiva Covid-19, y su posterior contacto con los 8 estibadores en el Centro de Contrataciones del puerto.

Los trabajadores continuarán en aislamiento domiciliario hasta que cumplan los 14 días, tras lo cual se les realizará un nuevo examen, para confirmar los resultados del testeo realizado. No obstante, ello, el espacio físico de trabajo en cuestión, que fue oportunamente desinfectado, continuará cerrado hasta que se cumplan el periodo de aislamiento estipulado.

Desde el Consorcio bahiense ratificaron el compromiso para seguir llevando adelante este servicio esencial, atendiendo las contingencias que surjan con toda la celeridad, solidez y profesionalidad que el tema merece, sin olvidar que lo primordial es resguardar la salud del trabajador y la tranquilidad de la comunidad.