Sharing is caring!

Desde el oficialismo bonaerense sostienen que la herencia de la gestión de María Eugenia Vidal en materia de infraestructura escolar es pésima.

Incluso, evitan recordar el fatídico caso de Moreno que costó dos vidas. “El gobierno anterior profundizó el deterioro de la infraestructura escolar, y esto trajo como consecuencia, que al comenzar la gestión nos encontráramos con 818 unidades educativas, ubicadas en 61 distritos, que necesitan hacer obras urgentes para poder iniciar las clases en 2020”, explican desde la cartera que conduce Vila.

Alcance de obras: De las 818 obras, ya comenzaron a realizarse 752, que afectarán a unos 275.000 estudiantes y 21.000 trabajadores de la educación. Las obras se están comenzando a ejecutar con una inversión inicial de 800 millones de pesos y abarcan el agua potable, instalaciones eléctricas y de gas, y refacciones de cubiertas y sanitarios.

Reactivación de obras: En total son 243 las obras que la gestión anterior decidió interrumpir. Muchas de estas obras se iniciaron en 2014-2015 con fondos nacionales y fueron frenadas en 2016.

Monitoreo Permanente: Se elaborará un tablero de información completa, ordenada, actualizada y de acceso público que permitirá actuar a tiempo a través de alertas tempranas, cuidar el estado edilicio y darle seguimiento a las obras.

Nuevas obras: Se están comenzando a planificar las nuevas obras que se llevarán a cabo durante este año y los próximos, desde una política que priorice a las comunidades educativas con vacantes insatisfechas y superpoblación escolar. Así como también, a los establecimientos que precisan readecuar sus instalaciones para llevar adelante sus proyectos educativos.

Cooperativas: Las cooperativas de la economía popular serán parte del programa. Estarán a cargo de la pintura y embellecimiento de las escuelas.

Pertenencia: Se impulsarán jornadas comunitarias de cuidado de las escuelas, entre la Provincia, las comunidades educativas y cooperadoras escolares con el fin de que las familias y las comunidades se involucren en la pintura de murales, el acondicionamiento de los juegos y otras acciones que contribuyan afianzar la solidaridad, la identidad y el sentido de pertenencia a las escuelas.