Sharing is caring!

Por Horacio Castelli

La gestión del Dr. Arturo Rojas en el Consorcio de Gestión del Puerto de Quequén, ha logrado beneficios muy importantes. Como se han producido críticas, es bueno alejarnos de las cuestiones electoralistas y reconocer cuando las acciones son positivas, aunque para algunos sea molesto.

Dentro de la actividad portuaria bajó al mínimo la conflictividad, logró un anhelo de muchos años: las 24 horas de trabajo de los remolcadores y la profundización del canal de acceso, entre otros logros.

Hacia afuera de la estación marítima, la licitación para el estudio técnico y la posterior reconstrucción del Puente Ezcurra, el asfaltado de las escolleras sur y norte.

Hacia dentro del puerto, la creación y concreción del área de logística que permitirá la llegada de contenedores, área moderna de pesaje, ordenamiento de actividades con agro tóxicos y la puesta en valor de los muelles.

De cara a la ciudad, el embellecimiento de la a venida 9 de Julio, la iluminación de los silos como atractivo turístico, actividades culturales y artísticas.

Hacia el interior del puerto, el apoyo a la modernización de los silos del ACA, el mejoramiento del sistema contra incendios, el trabajo interactivo con Prefectura y la ampliación del Hinterland.

Mirando al turismo, la creación de un sector gastronómico que permitirá ofrecer a los visitantes algo nuevo y con proyección de crecimiento.

Es indudable, que el poder económico de Puerto Quequén, es importante, pero si no existiera la decisión política de trabajar y modificar lo que estaba abandonado desde hace años, no se hubiera podido realizar.

Dinero siempre tuvo Puerto Quequén, pero en la actual gestión del Dr. Arturo Rojas, se avanzó fuertemente en todos los aspectos que he marcado.

Es tiempo electoral, pero es bueno, no criticar lo que se hace positivamente.