Internacionales

ESPAÑA: Socialista Sánchez gana, debacle del PP

Sharing is caring!

EPA/JuanJo Martin

El premier español, el socialista Pedro Sánchez, ganó hoy las elecciones generales con el 28% de los votos y necesitará pactos para seguir en La Moncloa, mientras que el conservador Partido Popular (PP) obtuvo el peor resultado de su historia debido a la irrupción del partido de ultraderecha Vox, que entra al Congreso con el 10% de los votos.

Podemos se desinfló al caer de 57 diputados a 42 y el liberal Ciudadanos le arrebató la tercera posición al ascender de los 32 diputados que tenía hasta los 57.

El partido socialista (PSOE) de Sánchez subió de los 85 diputados que tenía hasta los 123 (en un Congreso formado por 350), duplicando al segundo, el PP, que quedó con 66 después de perder la mitad de ellos, pues tenía 137.

«El PSOE ha ganado las elecciones y con ello ha ganado el futuro y ha perdido el pasado», proclamó Sánchez ante centenares de militantes en la sede del partido.

Este es el peor resultado de la historia para el PP, que estrenó líder en julio pasado, Pablo Casado, de 38 años, quien sucedió a Mariano Rajoy y llevó al partido a posiciones más a la derecha.

«El resultado ha sido muy malo», reconoció Casado, que lo responsabilizó a «la fragmentación de la derecha» y deseó que Sánchez «gobierne sin necesitar a los independentistas» catalanes, que le apoyaban ahora.

Sánchez buscará a partir de mañana lunes apoyos para gobernar y espera no tener que necesitar los de los independentistas catalanes, que le hicieron caer al no apoyar los presupuestos y adelantar las elecciones.

Los apoyos le podrían llegar a Sánchez de Podemos, nacionalistas vascos y otras fuerzas menores.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ofreció hoy a Sánchez a formar un «gobierno de coalición de izquierdas».

Admitió que «nos habría gustado que el resultado fuera mejor, pero es suficiente para frenar a la derecha y construir un gobierno de coalición de izquierdas».

Los resultados también ofrecen la posibilidad a Sánchez de pactar con el liberal Ciudadanos, aunque tanto su líder, Albert Rivera, como el premier se mostraron durante la campaña opuestos a ello.

Los miles de votantes socialistas que celebraron la victoria con Sánchez ante la sede del PSOE le gritaron «con Rivera, no».

El PP no podrá liderar un gobierno con Ciudadanos y Vox como aspiraba, pues suman 14 diputados, por debajo de la mayoría absoluta, que se sitúa en 176.

El partido de ultraderecha, que aspiraba a llegar a los 60 diputados y al que las encuestas daban un 12%, entró en el Congreso con 24 y el 10% de los votos.

Desde 1982, cuando Blas Piñar, de Fuerza Nueva, dejó su escaño en el Congreso, no había un partido de ultraderecha en el parlamento español.

Junto con los socialistas, los otros triunfadores de la noche electoral fueron los independentistas catalanes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), cuyo líder, Oriol Junqueras, se encuentra en prisión provisional y es juzgado por declarar la independencia en 2017.

ERC subió de los 9 diputados que tenía hasta los 15.

Otro gran avance lo obtuvo el independentista vasco Bildu, heredero de Batasuna (ilegalizado por su connivencia con ETA), duplicó su presencia en el Congreso al pasar de 2 a 4 escaños.

La participación en las elecciones generales fue del 75,78%, nueve puntos más que en los comicios anteriores realizados en 2016. (ANSA).