Sharing is caring!

El Gobierno no dio ninguna precisión del anuncio que hizo el propio Mauricio Macri sobre los anticipos de los desembolsos del FMI y ya se habla de la salida del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una jornada en la que el peso se devaluó más del 7,5 por ciento.

Se esperaba una conferencia de prensa de Dujovne o el titular del Banco Central, Luis Caputo, que no llegó hasta el cierre del mercado en una de las jornadas más complejas del Gobierno de Macri en la City.

Ni los voceros de Hacienda ni en el mercado tenían información del acuerdo anunciado por Macri, que no dio detalles sobre el monto que adelantaría el FMI, ni los plazos ni las eventuales condicionalidades.

No hubo comunicación formal ni hacia los bancos ni a los operadores del mercado sobre este acuerdo que el propio Macri reconoció que hacía para calmar al mercado. Tampoco hubo un comunicado del FMI, habitual cuando se reformula uno de sus programas.

El descalabro en la comunicación parece indicar además que en efecto empieza a haber una divergencia importante entre Caputo y Dujovne. Desde que LPO reveló el lunes que el Gobierno negociaba anticipar desembolsos por al menos USD 15 mil millones, desde el Ministerio de Hacienda se dejó trascender que no había tal acuerdo, una información que compartían anoche importantes miembros de los bloques del oficialismo en el Congreso.

LPO también pudo confirmar que en todo este proceso, Macri estuvo en permanente comunicación con Caputo, que se reunió en Jackson Hole con el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. Incluso este medio reveló que en el Gobierno se comentaba que este martes hubo un contacto telefónico entre Macri y Donald Trump, quien habría intercedido ante el FMI. Pero no está claro si el mensaje de este miércoles fue un intento de Macri de apurar los tiempos del FMI o una torpeza. Por otro lado, es conocida la buena sintonía de Dujovne con Christine Lagarde, la titular del FMI, lo que acaso explica su reticencia ante una decisión que acaso no fue del todo consensuada con el organismo.

Si lo que ocurrió hoy es que Macri tomó una media palabra del FMI para apurar al staff del organismo a liberar los fondos, las consecuencias este jueves pueden ser incluso más graves de lo que se vivió en los mercados este miércoles.

En ese sentido, llama la atención que el lunes Dujovne anunció que el FMI iba a anticipar USD 3.000 millones y al mismo tiempo el Central filtraba la inminencia de un nuevo acuerdo para que anticipen desembolsos por USD 15 mil millones. Este martes, los voceros elevaron ese número hasta USD 27 mil millones. Macri no quiso dar cifras.

La fragilidad política del Gobierno se cruza además con las dificultades del Gobierno para cerrar un acuerdo con los gobernadores que les permita meter en el Presupuesto del 2019 el ajuste comprometido con el FMI. En ese sentido, LPO pudo confirmar que Horacio Rodríguez Larreta se puso al hombro esa negociación, ante las resistencia de Macri y Marcos Peña a acordar con el peronismo. Esto habla de otra divergencia fundamental en la conducción de Cambiemos.

Como sea, Macri no puede arriesgarse a tener otro día con una devaluación de casi tres pesos y por eso se habla de cambios para este mismo miércoles. El principal candidato a partir es el propio Dujovne, cuyos voceros negaron la salida: «No», respondieron ante la consulta de LPO.

Importantes fuentes del oficialismo aseguraron a LPO que la situación crítica de la economía no se arreglará únicamente con la salida de Dujovne, acaso sugiriendo que el presidente debería hacer caso a lo que le piden en el mercado, que es el desguace de la tríada de la jefatura de gabinete que integran Marcos Peña, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.