Locales

Francia grita bicampeón

Sharing is caring!

Francia venció por 4-2 a Croacia en la final de Rusia 2018 y se consagró bicampeón mundial veinte años después de su primera coronación como anfitrión.

Los «Bleus» del DT Didier Deschamps, justamente capitán de la selección que celebró su primer título en 1998, celebraron en el estadio Olímpico Luzhnikí, de Moscú, colmado por 81.030 personas y con el arbitraje del argentino Néstor Pitana.

El referí argentino, que también dirigió el duelo inaugural, tuvo una participación decisiva en el desarrollo del partido, pues sancionó un penal que permitió a Francia ponerse por segunda vez en ventaja tras revisar la acción previa en el VAR.

Francia había abierto el marcador a los 18′ con un guiño de la suerte, pues el balón enviado tras un tiro libre por Antoine Griezmann, destacado como la figura de la final, fue desviado hacia su propio arco sin intención por Mario Mandzukic.

Ivan Perisic empató diez minutos después mediante un zurdazo cruzado y esquinado, pero a los 36′ tocó el balón con un brazo y Pitana, tras revisar la acción en el VAR, decidió sancionar el penal con el que Griezmann anotó el 2-1 para los «Bleus».

Casualmente, Francia había vencido por 2-1 a Australia en su primer partido en el torneo con un gol en contra y otro de penal anotado por Griezmann y sancionado gracias al sistema de asistencia arbitral por video que debutó en Rusia 2018. En su primera final de un Mundial, la selección balcánica intentó asumir el protagonismo desde el inicio pese a haber llegado al último partido del torneo tras disputar el tiempo suplementario en sus tres compromisos previos.

Sin embargo, los zagueros Raphael Varane y Samuel Umtiti mantenían firme la defensa francesa, tal como se advirtió con el cabezazo alto de Demagoj Vida y el zurdazo desviado de Ivan Rakitic en las dos primeras aproximaciones croatas.

La selección croata del DT Zlatko Dalic intentó reaccionar desde el inicio del complemento, pero Hugo Lloris desvió al córner un zurdazo de Ante Rebic a los 48′.

Naturalmente, la defensa croata lucía más expuesta con el adelantamiento en pos del empate, un escenario ideal para Kylian Mbappé, consagrado como el mejor futbolista juvenil del torneo, un reconocimiento heredado de Pual Pogba, distinguido en 2014.

Danijel Subasic bloqueó a los 52′ un remate de Mbappé, que tuvo su revancha trece minutos después, cuando marcó el cuarto gol francés, sólo seis después del 3-1 anotado por Pogba.

Parecía el golpe nocaut para Croacia, que se dio el gusto de descontar a los 69′ gracias a un error de Lloris, quien intentó eludir a Mandzukic, que adivinó su intención y puso cifras definitivas.

El delantero de Juventus marcó el primer gol en contra en la final de un Mundial y con su descuento se convirtió en el tercer jugador en anotar en su propia valla y en la del rival en el mismo partido de la Copa del Mundo.

Mandzukic se sumó a la lista inaugurada por el holandés Ernie Brandts (en Argentina 78) y el ruso Sergei Ignashevich, justamente en otro partido del Mundial 2018.

Dalic incluyó a Andrej Kramaric y a Marko Pjaca para intentar un nuevo descuento que diera vida a la ilusión, pero lo cierto es que Croacia nunca inquietó nuevamente a Lloris, quien apenas controló con la vista un zurdazo alto de Rakitic a los 78′.

Francia se replegó cerca de su área dejando a Griezmann como eventual conexión con Mbappé, que junto a Pogba desperdiciaron las últimas ocasiones para aumentar la ventaja sobre el final.

Igualmente, Mbappé finalizó con cuatro goles su primer Mundial y en la final de Rusia 2018 igualó con 19 años al ex astro brasileño Pelé, que era el único jugador menor de 20 años en anotar en un duelo decisivo (tenía 17 en Suecia 58).

El delantero del París Saint-Germain colaboró para que Francia se convirtiera en el campeón mundial con inferior promedio de edad (26 años y 10 días) en casi 50 años.

Mbappé es uno de los futbolistas con ascendencia africana que le permitió a Francia celebrar su segundo título en una Copa del Mundo a veinte años de su primera coronación, en casa, donde paradójicamente y al igual que Deschamps, recibieron diversos cuestionamientos antes de iniciar la aventura en Rusia 2018.

–Síntesis: FRANCIA (4): Hugo Lloris; Benjamin Pavard, Samuel Umtiti, Raphael Varane; Lucas Hernández, Paul Pogba, N’Golo Kanté (55′ Steven Nzonzi), Blaise Matuidi (73′ Corentin Tolisso); Kylian Mbappé, Antoine Griezmann y Olivier Giroud (81′ Nabil Fekir).

DT: Didier Deschamps.

CROACIA (2): Danijel Subasic; Sime Vrsaljko, Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinic (82′ Marko Pjaca); Marcelo Brozovic, Ante Rebic (71′ Andrek Kramaric), Ivan Rakitic, Luka Modric; Ivan Perisic y Mario Mandzukic. DT: Zlatko Dalic.

GOLES: 18′ en contra Mandzukic (C), 28′ Perisic (C), 38′ de penal Griezmann (F), 59′ Pogba (F), 65′ Mbappé (F) y 69′ Mandzukic (C).

ARBITRO: Néstor Pitana (Argentina). ESTADIO: Olímpico Luzhnikí, de Moscú.

ASISTENCIA: 81.030 espectadores.(ANSA).