EEUU: Trump aprieta pero no ahorca

El gobierno del presidente Donald Trump decidió suspender por otros seis meses una cláusula del embargo estadounidense contra Cuba, mientras el gobernante cubano Raúl Castro afirmó que el endurecimiento de Washington frente a La Habana representa un «retroceso» en las relaciones entre ambos países.

Sharing is caring!

El gobierno del presidente Donald Trump decidió suspender por otros seis meses una cláusula del embargo estadounidense contra Cuba, mientras el gobernante cubano Raúl Castro afirmó que el endurecimiento de Washington frente a La Habana representa un «retroceso» en las relaciones entre ambos países.

El Departamento de Estado norteamericano informó que dio precisas indicaciones al Congreso de que seguirá suspendiendo una cláusula de la Ley Helms-Burton sobre propiedades incautadas a estadounidenses.

Se trata de una cláusula que les permite a ciudadanos de Estados Unidos demandar en tribunales nacionales a compañías extranjeras que operen y realicen operaciones con propiedades confiscadas tras la revolución encabezada por Fidel Castro.

La medida tomada el viernes pasado, mientras Trump estaba en París, es el indicio más reciente de que el actual gobierno en Washington no está revirtiendo totalmente la apertura de relaciones diplomáticas con Cuba impulsada por su antecesor Barack Obama.

El periódico El Nuevo Herald recordó que hace apenas un mes el presidente Trump anunció que daría marcha atrás en algunos cambios.

La ley Helms-Burton sobre propiedades incautadas a estadounidenses fue promulgada en 1996. Los últimos presidentes estadounidenses han suspendido continuamente la cláusula por períodos de seis meses.

Mientras la Casa Blanca anunciaba estas medidas, el gobernante cubano Raúl Castro afirmó que el endurecimiento de Trump frente a Cuba marca un «retroceso» en las relaciones con Estados Unidos, restablecidas en 2015 después de medio siglo de enfrentamiento en el contexto de la Guerra Fría.

«Los anuncios realizados por el actual presidente (de Estados Unidos, NDR) significan un retroceso en las relaciones bilaterales», declaró Castro en la clausura de la primera sesión del Parlamento cubano, transmitida en diferido por la televisión oficial.

El próximo 20 de julio se cumplirá el segundo aniversario de la reapertura de la embajada de La Habana en Washington.

Castro reprochó ante el Parlamento la nueva política de Trump, que restringe los viajes de los estadounidenses a la isla y prohíbe negociar con las empresas administradas por los militares cubanos. (ANSA).

Entrada siguiente

ELECCIONES 2017: Con el recuerdo del 2003, el radicalismo se dispone a dar batalla

Dom Jul 16 , 2017
Pasadas las 20:00 comenzó el acto radical de presentación de precandidatos a Concejales y Consejeros Escolares aglutinados en la Lista 3 A Rojo del frente Cambiemos que competirá con la alianza del Partido Fe y el PRO local.