miércoles, julio 17, 2024

Internacionales

Subastan colección privada de David Bowie

Sharing is caring!

Familiares de David Bowie, el músico, actor, ícono del estilo y también gran coleccionista de arte recientemente fallecido, subastarán en el mes de noviembre en Nueva York más de 400 piezas de su colección personal, desde un valioso cuadro de Jean-Michel Basquiat hasta piezas de Damien Hirst y muchos otros exquisitos objetos de diseño.

La subasta, que estará a cargo de la casa a, tendrá las características de un gran evento de tres jornadas en la New Bond Street, al que le precederá una muestra itinerante que podrá verse en Nueva York, Londres, Los Angeles y Hong Kong.

El «Duque Blanco» nació en el sur de Londres, por lo que no es contradictorio que se sintiera atraído por «cronistas callejeros» de la capital británica como Harold Gilman y Fred Auerbach, y después también por monstruos sagrados como Damien Hirst y Henry Moore, pero la musa inspiradora de la colección de Bowie, que se prevé como la cita del año de las subastas del otoño boreal, no se limitará al arte moderno británico.

Entre las piezas se incluyen muebles de Ettore Sottsass y su revolucionario Grupo de diseño Memphis de Milán y el valor global de lo subastado se podría acercar a unos diez millones de libras esterlinas, poco más de trece millones de dólares al cambio actual tras la brusca caída de la moneda británica luego del Brexit, según anticipó Oliver Baker, presidente de Sotheby’s.

Bowie siempre mantuvo con bajo perfil su actividad como coleccionista, aunque durante una entrevista con la BBC en 1999 había confesado que lo único que compraba de manera obsesivo-compulsiva eran objetos de arte.

En 1998, en nombre del arte, fue uno de los artífices de una recordada burla, ante la elite cultural de Nueva York en el estudio de Jeff Koons, con la presentación de un libro sobre la presunta vida de un malogrado pintor de los 60 llamado Nat Tate, personaje completamente inventado por su amigo novelista William Boyd, y al que luego algunos afirmaban recordar vagamente.

En realidad todo se trató de una movida promocional de la pequeña editorial «21» fundada por el propio Bowie junto a Sir Timothy Sainsbury, el galerista Bernard Jacobson y Karen Wright, directora de la revista Modern Painters.

La elección de los objetos que irán a subasta estuvo a cargo de sus familiares, que se guardaron para sí los objetos más significativos y la pieza más valiosa en remate es «Air Power», de 1984, pintura del estadounidense Jean-Michel Basquiat, valuada entre tres y cuatro millones de dólares aproximadamente.

Bowie compró esta pintura un año después de protagonizar la película «Basquiat», de 1996, en la que interpretó el rol de Andy Warhol.

Entre las piezas presentadas como anticipación por Sotheby’s, aunque el catálogo completo ya puede ser preordenado, está la biblioteca Casablanca de Sottsass y el íconico radiofonógrafo Brionvega, diseñado por los hermanos italianos Achille y Pier Giacomo Castiglioni. (ANSA).