jueves, julio 18, 2024

Internacionales

EL MUNDO: Afganistán confirma la muerte del líder talibán

Sharing is caring!

Los servicios afganos de inteligencia confirmaron este domingo que el líder de los talibanes, el mulá Akhtar Mansur, murió en un ataque de un dron estadounidense en Pakistán.

«Mansur llevaba un tiempo vigilado de muy cerca (…) hasta que fue atacado junto con otros combatientes a bordo de un vehículo (…) en Baluchistán», provincia del suroeste de Pakistán, indicó en un comunicado la Dirección Nacional de Seguridad.

Se trata de la primera confirmación oficial de la muerte del mulá Mansur, que lideraba a los talibanes desde el verano (boreal) de 2015 tras el anuncio de la muerte en 2013 del mulá Omar, fundador del movimiento islamista.

De momento, los talibanes no se han pronunciado sobre la muerte de Mansur. Pakistán tampoco ha reaccionado al ataque de Estados Unidos.

«Mansur planteaba» una «amenaza inminente para el personal de Estados Unidos, los civiles afganos y las fuerzas de seguridad afganas», dijo poco antes el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, desde Birmania, donde está en visita. «Se oponía directamente a las negociaciones de paz», agregó.

Mansur fue objetivo este sábado de un ataque aéreo estadounidense en Pakistán. El Pentágono se limitó a afirmar que «probablemente» estaría muerto. Un funcionario del Pentágono que habló en condición de anonimato informó de que en el ataque murió otro hombre que lo acompañaba en un vehículo mientras viajaban en el suroeste de la ciudad paquistaní de Ahmad Wal.

La incursión fue lanzada hacia las 06H00 locales del sábado (10h00 GMT) por un dron operado por las Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos, según el funcionario.

La fuente del Pentágono precisó que el presidente estadounidense, Barack Obama, fue quien autorizó este ataque, realizado con un conjunto de drones operados remotamente por las Fuerzas de Operaciones Especiales estadounidenses.

Estados Unidos «ha apoyado siempre que el proceso de reconciliación dirigido por los afganos era el medio más seguro para garantizar la paz. La paz es lo que queremos, Mansur era una amenaza para ella», explicó Kerry.

El portavoz del Pentágono, Peter Cook, dijo en un comunicado que Mansur «ha sido el líder de los talibanes y estaba implicado activamente en la planificación de ataques contra instalaciones en Kabul y en todo Afganistán, representando una amenaza para los civiles afganos y fuerzas de seguridad, para nuestros efectivos y nuestros socios de la coalición».

TALIBANES AFGANOS/AFP/Archivos / –El líder de los talibanes afganos, el mulá Akhtar Mansur, en una imagen del 3 de diciembre de 2015

Estados Unidos informó a Pakistán y Afganistán de que había lanzado este ataque con drones y que pensaba que había matado al mulá Mansur. «Ambos, los paquistaníes y afganos, fueron notificados poco después del ataque», dijo un alto funcionario de la Casa Blanca.

Mansur estaba «activamente involucrado» en la planificación de ataques a través de Afganistán y representaba un «obstáculo para la paz y la reconciliación de Afganistán y los talibanes, al prohibir a los dirigentes talibanes participar en conversaciones de paz con el Gobierno afgano que pudieran conducir al fin del conflicto», indicó Cook.

«Desde la muerte del mulá Omar y la asunción del liderazgo de Mansur, los talibanes, han llevado a cabo muchos ataques que han llevado a la muerte de decenas de miles de civiles afganos y fuerzas de seguridad afganas, así como de numerosos efectivos de Estados Unidos y la coalición», expresó Cook.

Las autoridades estadounidenses aún estaban evaluando los resultados de la incursión y debían proporcionar más información cuando estuviese disponible, añadió.

Desde el final de la misión de combate de la OTAN en Afganistán, las fuerzas estadounidenses teóricamente sólo desempeñan un rol de consejo y asistencia ante las fuerzas afganas.

– Impacto «modesto» en el conflicto –

El experto Michael O’Hanlon, del centro de análisis estadounidense Brookings Institution, consideró que la muerte de Mansur solo puede contribuir «modestamente» en los esfuerzos estadounidenses en Afganistán. «La guerra se ha prolongado mucho, los talibanes tienen muchos líderes y mucha habilidad para funcionar a nivel local sin una fuerte guía central, por lo que sería aconsejable mantener las expectativas bajo control», dijo.

Sin embargo, varios legisladores estadounidenses dieron la bienvenida al anuncio, aunque algunos urgieron al Gobierno de Obama a adoptar una postura más firme. «Aprecio que el presidente Obama autorizara el ataque», dijo el senador republicano Lindsey Graham, quien agregó: «insto enérgicamente al Gobierno de Obama a no retirar las tropas hasta que las condiciones en el terreno permitan una retirada».

El senador republicano John McCain, responsable de la Comisión de Fuerzas Armadas de la cámara alta, dijo que esperaba que «este ataque contra el máximo líder talibán lleve al Gobierno a reconsiderar su política de prohibir a las fuerzas estadounidenses combatir a los talibanes».

– Miembro del movimiento desde el comienzo –

Nacido en la provincia sureña afgana de Kandahar en algún momento a comienzos de la década de 1960, Mansur era miembro del movimiento talibán desde sus inicios, en los años 90, y estaba a cargo del grupo desde 2013, de acuerdo con fuentes talibanas.

Rehuía las apariciones públicas. Las pocas fotos que se cree que son de él le muestran con una barba oscura y turbante, virtualmente el uniforme para los altos mandos del grupo talibán.

Mansur pasó parte de su vida en Pakistán, como millones de afganos que escaparon de la ocupación soviética.

Sucedió a Omar, el clérigo guerrero tuerto que había dirigido a los talibanes desde su ascenso en el caos de la guerra civil afgana de los años 90.