Justicia, Nacionales

PREOCUPACIÓN: Asaltaron a fiscal que investiga a Boudou y la mafia de medicamentos

Sharing is caring!

La fiscal federal que investiga al exvicepresidente Amado Boudou, Stella Maris Scandura, denunció este sábado que fue víctima de un asalto en el barrio porteño de Almagro y admitió: “casi soy una Nisman más».

Scandura, quien también tiene a su cargo la causa por la mafia de los medicamentos y participó de la investigación por las escuchas ilegales en la que fue sobreseído el presidente Mauricio Macri, explicó que el asalto se produjo cuando volvió al lugar a buscar su auto estacionado frente al restaurante, tras llevar a su madre a la casa junto a su pareja.

«Llevamos a mi madre que vive cerca y cuando volvimos aparecieron inesperadamente dos hombre armados, a cara descubierta, con armas de alto calibre, que descendieron de una camioneta oscura, donde esperaban otros», explicó.

La fiscal afirmó que el asalto ocurrió el 1 de enero a la madrugada, frente a un restaurante ubicado en avenida Rivadavia y Salguero, donde había cenado con su madre y su pareja para festejar fin de año.

«Fuimos encañonados, yo fui golpeada, se dirigieron directamente a mí. Me tomaron de los cabellos, innecesariamente porque yo entregué todo lo que tenía, me golpearon fuertemente en la cabeza», aseguró.

Relató además que “a mi pareja le sacaron la llave del auto, no le revisaron nada, tenía dinero en efectivo, entre 7 y 8 mil pesos en efectivo» y agregó: «A él lo golpearon solo cuando intentó ayudarme, cuando me tiraron en el asfalto».

«Se llevaron todo y a él no le robaron nada, sólo lo golpearon cuando quiso ayudarme. Todo estaba dirigido a mí». «Eran profesionales, no me mataron porque no quisieron», añadió.

«A mí no me interceptan en la calle, el coche lo vieron, estuvo una hora solo en ese lugar. No era un auto más, tenía la identificación de la Cámara de Casación Penal», relató. «No bajaron nerviosos, la forma de tener el arma, de golpear…eran profesionales», reconoció.