OPINIÓN: Las mentiras que ocultan intereses

2

En varias oportunidades hemos escuchado y leído a editorialistas que hablan sobre el Parque Miguel Lillo y el Frente Costero, como una situación que nunca se ha discutido o que no existen planes al respecto.

Sharing is caring!

Por Horacio Castelli

En varias oportunidades hemos escuchado y leído a editorialistas que hablan sobre el Parque Miguel Lillo y el Frente Costero, como una situación que nunca se ha discutido o que no existen planes al respecto.

En realidad se ha discutido permanentemente, lo único que las discusiones siempre tienen un final que a algunos interesados en lotearlo y concesionario no les gusta. La discusión siempre estuvo, primera mentira.

La segunda mentira es que no existen regulaciones con respecto al Parque Miguel Lillo, ya que las leyes provinciales y las ordenanzas que las acompañan son muy claras.

La idea de algunos sectores es lograr la urbanización total del Parque Miguel Lillo con la excusa de modernizarlo y el loteo como primera medida para luego entregarlo en concesiones de 40 años con 10 años de prórroga lo que se convierte en una privatización disfrazada.

El problema de la urbanización del Parque es que dejaría de tener el primer motivo esencial de su existencia:

  • Lograr que el cambio climático que lleva a fuertes inundaciones en otras regiones de la provincia, no se produzca en nuestra ciudad.

Y el segundo motivo es principalmente social:

  • Un lugar público para el esparcimiento de toda la población residente y un excelente lugar para los turistas.

Dejar de lado estas características fundacionales del Parque Miguel Lillo sería atentar contra la propia supervivencia de la ciudad desde lo ecológico hasta lo social.

Reiteramos que hay grupos de inversionistas depredadores que ya no encuentran en otros lugares como Miami para seguir creando fondos de fideicomiso y quieren apropiarse de nuestra naturaleza.

Por eso, cada vez que alguien insiste (y lo hacen permanentemente), en discutir la situación del Parque es con la intencionalidad de provocar una discusión que intentan que derive en su loteo.

La situación de mantenimiento del Parque la ha explicado hasta el cansancio su propio creador, el Ingeniero Edgar Alfredo Gatti.

Solo debe realizarse una cuidado raleo y realizar intervenciones públicas con lugares de descanso y anfiteatros pequeños que ayuden a la utilización pública de ese sector.

Todo lo demás que se intente son inversiones especulativas que dañarán irreversiblemente uno de los lugares más bellos que a creado el hombre,

2 comentarios en «OPINIÓN: Las mentiras que ocultan intereses»

  1. Es así. Totalmente de acuerdo. Nunca debemos olvidar que es un Parque de fijación dunística y junto con los cordones dunosos frontales son un freno a la erosión, y una esponja para absorver el agua dulce de la lluvia y acrecentar nuestras napas dulces y detener las saladas. Además de ser públicas por supuesto

  2. Muy buena editorial. Lamentablemente, los especuladores muchas veces cuentan con el aval de algunos funcionarios de dudoso «interés», y que poco le interesa en sí el valor del mismo como cuidador del medio ambiente y de recreación de necochenses y visitantes

Los comentarios están cerrados

Entrada siguiente

Se comenta que...

Mar Ago 25 , 2015
La pérdida de votos de la dupla que han conformado Pablo Aued y Gonzalo Diez (Los Cuñados), es incesante.