Internacionales

ECOLOGÍA: Los pro y contras de la energía solar

Sharing is caring!

El sol es una fuente de energía que presenta muchas ventajas y por ende cuenta con una gran cantidad de defensores de su implantación, pero como todo también tienen algunas desventajas. Veamos las dos caras de la moneda.

Ya no hay ninguna duda: tenemos que revaluar la forma en la que generamos nuestra energía. Si simplemente ignoramos el hecho de que la mayoría de las fuentes de energía que utilizamos hoy en día tienen una vida útil inminente, los niveles decrecientes de los combustibles fósiles eventualmente podrían causar una crisis energética.

A esto hay que añadirle el enorme daño que la quema de estos materiales está ocasionándole a nuestro planeta y está claro que tenemos que encontrar medios alternativos de producción de energía, suficientes como para alimentar la creciente demanda energética del mundo.

Una de las fuentes de energía renovable más popular es la solar. Esta se utiliza mediante la conversión de la energía del sol en electricidad, de manera limpia, ecológica y no contaminante. Por supuesto, como con todas las fuentes de energía tiene sus desventajas, así como sus ventajas, los cuales pretendemos detalle en este artículo.

Las ventajas de la energía solar

Energía Solar

El sol es una estrella que hasta dentro de unos cuantos millones de años (aproximadamente 7500) estará allí, en el cielo, a nuestra disposición y por lo tanto es una fuente confiable y totalmente renovable, de energía.

Una vez que se ha hecho el desembolso económico inicial para la compra de los paneles solares, la energía solar es totalmente gratuita. La Unión Europea fomenta la subvención de estas inversiones en los países que la integran.

Como no se basa en la quema de combustibles perjudiciales para generar electricidad, la energía solar no es contaminante, por lo que no contribuye a aumentar el calentamiento global y no produce ningún tipo de gases de efecto invernadero.

Los paneles solares y sus instalaciones son muy fáciles de colocar y no requieren del uso de fuentes de producción adicionales; además, su mantenimiento es sencillo y no genera costos adicionales significativos.

La energía solar permite a aquellas personas que viven en lugares remotos, a veces fuera del alcance de la red eléctrica, tener una fuente de energía sin tener que depender exclusivamente de otro tipo de generadores. Es parte de la solución para que una persona logre la autosuficiencia energética.

La energía solar es conocida por su versatilidad ya que puede ser utilizada para alimentar casi cualquier cosa: desde una pequeña batería para un móvil, pasando por las necesidades de una vivienda, hasta un satélite en el espacio.

La tecnología solar está mejorando cada día más y sus costos se reducen de manera real, mientras que los precios del combustible fósil siguen aumentando de manera constante.

Las desventajas de la energía solar

energia-solar

La energía solar depende de que una cantidad suficiente luz llegue a las células fotovoltaicas, por lo que en días nublados o por culpa de la polución y el smog pueden existir dificultades en la producción, y en la noche esta cesa de manera total, por lo que las fuentes de energía de respaldo son imprescindibles.

Actualmente, ya existen dispositivos de almacenamiento de la electricidad solar: las Baterías solares; pero hay que ver lo que pasa con las disposiciones que los países están tomando en cuanto al uso las mismas. De hecho en España se prevé cobrar un peaje de acceso a las redes para quienes tengan acumuladores.

Los paneles solares que se pueden adquirir sólo son capaces de convertir un máximo de un 34% (el promedio es del 22% para la mayoría de los paneles) de la luz del sol en energía eléctrica disponible, aunque se están desarrollando paneles más eficientes.

Hoy en día los paneles solares son caros de producir y por lo tanto los precios de venta de los mismos suelen ser bastante onerosos. Si bien son fáciles de instalar se requiere del asesoramiento técnico especializado para lograr la máxima efectividad.

Debido a que la luz solar es difusa, se necesita un gran número de paneles solares para producir cantidades adecuadas de electricidad, necesitando por tanto mucho espacio para colocarlos y una inversión muy importante. La contaminación visual del paisaje es sin dudas un efecto colateral de esta fuente de energía.

En resumen: sin lugar a dudas lo ideal sería reducir la cantidad de energía que utilizamos o simplemente construir más instalaciones. También es importante tener en cuenta que la solución a nuestros problemas de energía podría pasar por conseguir un equilibrio usando muchas fuentes diferentes, en lo posible no contaminantes, verdes y sustentables.

Los métodos por los cuales podemos aprovechar la energía solar se están mejorando constantemente y aunque la eficiencia y el costo no son los ideales en este momento, el futuro parece que podría ser brillante, soleado y con energía solar.