Nacionales

GREMIALES: Paro «canillita» este lunes por estafa de los diarios

Sharing is caring!

Los puestos de diarios y revistas de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense permanecerán cerrados este lunes durante toda la jornada como consecuencia de un paro general del gremio que los nuclea en reclamo de que las empresas participen de la mesa paritaria del sector y de la recuperación del pago del 40 por ciento del precio de tapa.

El paro de hoy forma parte de un plan de lucha organizado por el Sindicato de Diarios y Revistas (SIVENDIA), que encabeza el diputado nacional Omar Plaini, y que tiene como propósito aplicar esta medida de fuerza todos los feriados nacionales en forma indefinida hasta que las patronales «se sienten a negociar en la mesa paritaria» de la actividad convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Así lo manifestó el secretario de Prensa de la organización sindical, Martín Cruz Bargas, quien denunció que «el sector empresarial es comandado por el Grupo Clarín y desobedece a la cartera laboral negándose a negociar paritarias ya en cinco oportunidades consecutivas».

Las patronales de los diarios están representadas por la Asociación de Diarios de Buenos Aires (ADBA), que agrupa, entre otros, a los diarios Clarín y La Nación y la Asociación Federal de Editores de Diarios de la República Argentina (AFERA), donde se encuentran enrolados Ámbito Financiero, Crónica y Diario Popular.

«El paro se llevará a cabo hoy 17 de agosto y todos los feriados nacionales hasta que las editoriales se sienten a la mesa paritaria», insistió Bargas y añadió que tampoco se realizarán los repartos a domicilio.

La decisión de parar los feriados nacionales fue adoptada por una masiva asamblea de trabajadores realizada el 22 de julio último en respuesta a la negativa empresarial de constituir la mesa paritaria.

El jueves pasado, Plaini denunció a las distribuidoras de diarios por intentar intimidar a los afiliados al SIVENDIA con métodos extorsivos, que incluyó el pago de 2 pesos por diarios para romper la huelga del lunes, «pero lo único que lograron es la indignación de los compañeros y tener más fuerza para adherir al paro».