jueves, mayo 30, 2024

Locales

NECOCHEA: Noche con Mozart

Sharing is caring!

Este  jueves 3 a las 19 en el Auditorium del Centro Cultural de Necochea, calle 54 Nº 3062, tendrá lugar un nuevo Encuentro Musical dirigido por la profesora Ana Gabino. En esta oportunidad se proyectará el Requiem de Wolfgang Amadeus Mozart, obra sublime que el genial músico compuso en el último año de su vida. Esta extraordinaria versión se filmó en la Catedral St. Stephen de Viena el 5 de diciembre de 1991 para conmemorar el 200º aniversario dela muerte del compositor en el mismo lugar donde se realizaran sus funerales el 6 de diciembre de 1791.

Mozart, nacido en Salzburgo ( Austria) en 1756, fue poseedor del talento musical más asombroso de todos los tiempos. Creó algunas de las óperas más famosas que se hayan escrito, así como cientos de extraordinarias composiciones instrumentales y corales.

Su obra fue catalogada por Ludwig von Köchel en 1862, en un catálogo que comprende 626 opus, codificadas con un número del 1 al 626 precedido por el sufijo KV. La producción sinfónica e instrumental consta de 41 sinfonías, varios conciertos (27 para piano, 5 para violín y varios para otros instrumentos); sonatas para piano, para piano y violín y para otros instrumentos, que constituyen piezas clave de la música mozartiana; música de cámara (dúos, tríos, cuartetos y quintetos); adagios, 61 divertimentos, serenatas, marchas y 22 óperas.

Su música religiosa incluye  19 misas y culmina con el Requiem en re menor KV 626, escrito en 1791, obra que no pudo terminar a causa de su muerte y escrita en un año de febril actividad y en plena madurez creativa del compositor, quien afrontaba una de sus crisis económicas. Por eso accedió a componer una Misa de Difuntos que un misterioso personaje le encargó a cambio de una buena suma de dinero a pesar de que al mismo tiempo se encontraba componiendo “La Flauta Mágica y “La clemenza di Tito”.Mozart escribió su última obra sintiéndose enfermo y con lúgubres presentimientos. No pudo concluirla, pero quedaron esbozos de las últimas partes de la Misa. que después de su fallecimiento finalizó su discípulo Süssmayr.

La música del Requiem pareciera estar escrita por la mano de Dios a través de una de sus más perfectas criaturas.Dice Benedicto XVI, gran admirador de Mozart, cuyas obras interpreta en su  piano con frecuencia, en el artículo “Mein Mozart” publicado en el diario Kronen Zeitung de Viena el 6 enero 2006 : “ La alegría que Mozart nos regala, y que yo siento de nuevo en cada encuentro con él, no se basa en dejar fuera una parte de la realidad, sino que es expresión de una percepción más elevada del todo, que sólo puedo caracterizar como una inspiración, de la que parecen fluir sus composiciones como si fueran evidentess. De modo que, oyendo la música de Mozart, queda en mí finalmente un agradecimiento, porque él nos haya regalado todo esto, y un agradecimiento, porque esto le haya sido regalado a él”.

La histórica y excelente versión que se podrá apreciar está a cargo de la Orquesta Filarmónica de Viena y el Coro de la Ópera del Estado de Viena dirigidos por Sir Georg Solti. Son los solistas: Arleen Auger,soprano, Cecilia Bartoli mezzo-soprano, Vinson Cole, tenor y René Pape, bajo. Un conjunto de artistas de primera magnitud en una interpretación inolvidable.