Sharing is caring!

Los abogados juninenses Mary Idelba Loris Mitchell, Ricardo Ernesto Biasella y Osvaldo J. Acerbo hicieron una nueva presentación denunciando que el Gobierno Local no había cumplido con una resolución del máximo organismo judicial.        

La Municipalidad de Junín fue notificada por parte de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires, a través de un oficio librado por la secretaria de Demandas Originarias en el Expediente N° 72.267, de la resolución que ordenó el traslado de las presentaciones hechas por los abogados juninenses Mary Idelba Loris Mitchell, Ricardo Ernesto Biasella y Osvaldo J. Acerbo, vinculada a la enajenación del predio de la actual Terminal de Ómnibus y la construcción de un edificio-torre.

El secretario Legal y Técnico del Gobierno Local, doctor Víctor Rivera, explicó a LA VERDAD que los abogados juninenses que plantearon una presentación ante la Corte en la que se plantea la inconstitucionalidad de las ordenanzas en base a las cuales se efectuó la Licitación Publica N° 20/2012, vinculado a la enajenación del predio de la actual terminal y la modificación de los factores ocupacionales, “realizaron una nueva presentación ante la Corte informando que el municipio no había cumplido con la resolución de la Corte. Lo que hace cualquier Tribunal o juez ante un incumplimiento por parte de un justiciable, cualquiera que sea, es intimarlo a que cumpla bajo apercibimiento que se denomina astreites, o sea una multa por cada día de incumplimiento, pero no fue este el caso”.

“Ante la presentación de los actores “denunciando” que nosotros habíamos incumplido con la resolución de la Corte, esta ordenó darnos traslado de esa presentación. En este caso, la Corte, desde mi punto de vista, no interpreta que hay un incumplimiento y por eso no decide intimarnos a cumplir, sino que ordena un traslado de la presentación de los actores”, explicó el profesional en relación a los abogados juninenses.

Rivera, en coincidencia con lo dicho oportunamente por el secretario de Gobierno Mauro Gorer y su antecesor en el cargo, Patricio Fay, actual presidente del Concejo Deliberante, afirmó que “la Corte ha resuelto sobre una ordenanza que no está vigente. Ahora existe otra ordenanza en virtud de la cual, la empresa adjudicataria de la licitación, va a poder hacer en la manzana de la actual Terminal, la misma obra que podría hacer cualquiera que sea dueño de ese terreno y con lo que establezca el código de ordenamiento urbano en el momento de iniciar la obra”.

“Una vez que entregue el edificio de la nueva Terminal, llevará adelante la obra que puede hacer de acuerdo a los límites urbanísticos que tenga la ciudad en ese momento”, agregó.

Recordó que “la anterior ordenanza, de la que pidió la inconstitucionalidad, modificaba los índices urbanísticos, y sobre eso resolvió la Corte pero posteriormente se aprobó una nueva ordenanza que dejó sin efecto la anterior”.

“La Corte nos hizo saber sobre la nueva presentación para que nosotros la contestemos y de hecho la estamos contestando”, afirmó el funcionario municipal a este diario.

Cuestionamiento

Desde la otra parte, la de los abogados juninenses que hicieron el planteo judicial ante la Corte, se indicó a este diario que dicho oficio, recibido en el municipio el 23 de diciembre pasado “fue hecho para poner en conocimiento del proceso judicial, el incumplimiento de parte del Ejecutivo comunal a la medida cautelar decretada en el juicio en que se plantea la inconstitucionalidad de las ordenanzas en base a las cuales se efectuó la Licitación Publica N° 20/2012”.

De acuerdo a lo que pudo saber LA VERDAD, las presentaciones mantienen el cuestionamiento hecho en el juicio a la iniciación de obras de la nueva Terminal de Ómnibus, porque además entienden se halla suspendida a consecuencia de la medida de no innovar dictada en el mismo juicio.

La resolución que ordenó el traslado al Municipio es de fecha 13 de diciembre 2013 y esta publicitada en la Mesa Virtual de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia- Secretaria de Demandas Originarias–Expediente N° 72.267-.