Sharing is caring!

El subsecretario de Relaciones Laborales del Ministerio de Trabajo, Álvaro Ruiz, negó hoy que la cartera laboral haya determinado «máximos y topes» en la paritaria de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), que conduce Gerónimo Venegas.

«No es así. Me extraña que sigan ofreciéndose datos falsos sobre  porcentajes de los aumentos y a qué tipo de espacio donde se determinaron esos incrementos», puntualizó Ruiz en declaraciones al programa «La vuelta de Zloto», en Radio Del Plata.

La UATRE realizó hoy varios piquetes en protesta por lo que consideró «la fijación de topes a las paritarias» y sostuvo que Trabajo decidió un aumento de 14 por ciento para los trabajadores, en tanto «el gremio reclama una mejora del 27 por ciento».

Ruiz negó que Trabajo haya determinado «máximos y topes» y explicó que la Comisión Nacional del Trabajo Agrario es un organismo tripartito que reúne a la patronal del campo, los trabajadores de la UATRE y el Estado, representado por los

Ministerios de Trabajo, de Agricultura y de Economía.

«Procuramos acuerdos y, en este caso, no era posible ni siquiera por parte del sector patronal. Los empresarios realizaron ofertas del 21, 22 y 26 por ciento. Hay seis organizaciones del campo que expresaban distintas posturas. La representación hizo una  propuesta de síntesis de un 24 en dos tramos. El primero, de 14 por ciento, desde el 1º de octubre y, el segundo de un 10, a partir del 1º de enero de 2014», puntualizó el funcionario.

Ruiz añadió que de esa forma se alcanzó «un 24 por ciento en dos tramos, como se viene acordando en los últimos años», y afirmó que se determinó «el mecanismo que prevé la ley y se aplicó el reglamento de funcionamiento de aquella Comisión».

«La votación fue 6 a 2 y la UATRE, lo hizo en contra», aseguró.

Ruiz sostuvo también que «el aumento de las paritarias nacionales fue del 23,2 por ciento en promedio, por lo que la mejora continúa ubicándose por encima del promedio de la negociación de 2013».

«Estas paritarias afectarían a no más de 40.000 trabajadores. Es como el salario mínimo, vital y móvil, una pauta de mínima. Eso no implica que no puedan negociar o los empleadores ofrecer salarios mayores, como ocurre en cualquier otra actividad», concluyó.