Locales

JUDICIALES: El barrendero pasa por Necochea y la Provincia

Sharing is caring!

La Suprema Corte de Justicia bonaerense dispuso la creación de nuevos equipos de trabajo para analizar y destruir las causas que se encuentran en los archivos departamentales y que tramitaron por el viejo Código de Procedimiento. Será en 11 departamentos, entre ellos Necochea, Mar del Plata, Quilmes y Bahía Blanca.

La Suprema Corte de la Justicia de la provincia de Buenos Aires conformó nuevos equipos de trabajo en 11 departamentos judiciales para la destrucción de todas las causas que se encuentran archivadas y que tramitaron por el viejo Código de Procedimiento de la ley 3.589 del año 1915.

Los departamentos son Necochea, Mar del Plata, San Nicolás, Junín, Azul, Pergamino, La Matanza, Morón, Quilmes, Zarate-Campana y Bahía Blanca. Se suman a las jurisdicciones de Dolores, La Plata, Mercedes, Lomas de Zamora, San Isidro, San Martín y Trenque Lauquen que ya venían cumplimiento la tarea.

Los equipos de trabajo estarán “destinados exclusivamente al análisis y evaluación de las causas, los efectos y documentación anexada, correspondientes a la totalidad de los expedientes que tramitaran bajo el régimen de la Ley 3589, que se encuentren depositados en los Archivos Departamentales, como así también aquellas causas que no tuvieron ingreso formal a los mismos en el marco de las previsiones del Acuerdo 3168 y 3397 y se encuentran localizadas en diferentes espacios, según cada jurisdicción”, dispuso el Máximo Tribunal.

Cada uno estará integrado por dos personas que analizarán un mínimo de 150 causas por mes y relevarán los objetos y pertenencias que se encuentren en los archivos.

Los funcionarios de cada equipo estarán a cargo del “análisis y evaluación de expedientes, efectos y documentación anexada, que no registran ingreso formal al Archivo por incumplimiento de los requisitos del Acuerdo 3397 y/o que no fueron remitidos a la dependencia bajo ningún carácter (Res. Nº 2836/09 y 3709/09), en coordinación con los Jefes de los Archivos”.

Esta es la segunda etapa del plan de la Suprema Corte que tiene por objetivo “la paulatina liberación de espacios hoy ocupados con expedientes, documentación y efectos provenientes de los Juzgados en lo Criminal y Correccional disueltos” ante la emergencia edilicia decretada. (Dju)