Sharing is caring!

aulas-vacias-01

Los gremios docentes bonaerenses pararán por 48 horas hoy martes y mañana miércoles en busca de una recomposición salarial, al tiempo que se sumarán a esta protesta los estatales de ATE, médicos de Cicop y judiciales de la AJB.

Así lo ratificaron en las últimas horas FEB y Suteba, los gremios mayoritarios del sector docente que pararán junto a sus socios del Frente Gremial (UDA, Amet y los privados de Sadop) pero sumarán además –como ya lo hicieron la semana pasada- a otros gremios como ATE y Cicop y los judiciales, aunque en este último caso sólo se plegarían el miércoles.

Asimismo, los gremios impulsan también una movilización conjunta que se realizaría el miércoles a la Casa de la Provincia de Buenos Aires. Con las medidas de martes y miércoles, el Frente Gremial sumará la décima jornada sin clases del año.

Frente a la negativa oficial de otorgar aumento, los dirigentes docentes ya advirtieron que sin una solución antes de fin de año podría complicarse el inicio del ciclo lectivo 2010.

Del paro de 48 horas también participará la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (Udocba), un gremio minoritario de la CGT, que realizó un paro de 24 horas el viernes pasado.

Dura advertencia de SUTEBA, el conflicto se agudizaría de caras al inicio del ciclo lectivo 2010

Tras reiterar el reclamo de que se reabran paritarias antes de fin de año y que se aumente el presupuesto para educación y ratificar el paro de 48 horas previsto para este martes y miércoles,  el secretario General del SUTEBA, Roberto Baradel, advirtió “si no hay una respuesta a las demandas que estamos llevando adelante, si este año terminamos con conflicto, comenzaremos el ciclo lectivo 2010 de la misma manera”.

Siguiendo las declaraciones efectuadas por el titular de SUTEBA el ciclo lectivo del año próximo comenzaría marcado por un fuerte conflicto, en caso que el gobierno provincial no logre acordar con los docentes en algunos de sus reclamos y frenar las medidas de fuerzas que ya se vislumbran de caras a 2010.

En efecto, desde SUTEBA ratificaron el paro de 48 horas para este martes y miércoles, tanto en establecimientos públicos como privados, y subrayaron que en caso de que no haya una respuesta de la administración provincial, el conflicto se agudizará durante el ciclo lectivo 2010.

A la medida de fuerza dispuesta por los docentes se sumarán los trabajadores estatales, los judiciales y los médicos. Desde hace tiempo los maestros reclaman un aumento del presupuesto educativo y que se abran las paritarias para discutir salarios.

Al respecto, el Secretario General del SUTEBA reiteró que “es necesario que aumenten el presupuesto para arreglar escuelas, para cubrir cargos docentes, para políticas sociales, porque así como estamos vamos a tener muchas dificultades para el funcionamiento del sistema educativo el año que viene”.

En ese sentido, Roberto Baradel agregó “Hay más de 160 obras paradas en la provincia, necesidad de nuevos cargos docentes, y la reforma educativa en el nivel medio terminará siendo una utopía porque no están los recursos para poder llevarla adelante” al tiempo que remató “Por eso le reclamamos al gobernador Scioli que atienda estos reclamos y que dé respuesta a las demandas de aumento de presupuesto”.

Provincia cree ‘inentendible’ el paro docente desde mañana

El Director General de Cultura y Educación Mario Oporto consideró “inentendible” el paro docente de 48 horas que comenzará mañana a partir de una decisión que tomó el Frente Gemial docente y otros gremios menores de la educación como reclamo para una recomposición salarial para este año, así como un aumento en el presupuesto 2010, una medida directa que también va acompañada por la decisión de no comenzar la clases el próximo año.

En ese sentido, el titular de la cartera educativa provincial, señaló que es exagerado convocar a un paro cuando faltan 3 semanas para finalizar el ciclo lectivo, al tiempo que indicó que “cuesta entender cual es el logro del paro”, no sin justificar que el cese de actividades es una herramienta válida en un conflicto abierto pero que no es el caso de los docentes de la provincia que este año recibieron aumentos salariales y no hubo atraso en los pagos, “me parece que es una equivocación” insistió el funcionario bonaerense.