Sharing is caring!

fatpren

En Salta lanzaron una bomba molotov contra el frente de una radio  y en Ushuaia la gobernadora Ríos agravió a un periodista. El Sindicato de Prensa de Salta, expresó su enérgico repudio por el atentado con una bomba molotov contra el frente de la emisora FM 89.9, que puso en riesgo la vida de varios compañeros.

El ataque se registró en la madrugada de este martes y se hicieron presentes móviles del 911, personal de la subcomisaria Gran Bourg, Brigada de Investigaciones, Bomberos y Criminalística, quienes se encuentran trabajando en la búsqueda de los motivos y responsables del atentado.

El SIPRENSAL, adherido a la Federación, se solidarizó con los trabajadores de la radio y reclamó a las autoridades el esclarecimiento del hecho y castigo a los culpables. En la ciudad de Tartagal también fue amenazada la colega Mabel Carrizo

En Ushuaia

Desde el sur, el Sindicato de Prensa de Ushuaia, filial de la FATPREN, se solidarizó con el periodista de Radio UNO de Ushuaia, Gabriel Nieto, quien fuera objeto del maltrato verbal por parte de la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, a quien le requirió respuestas de gestión, ante el corte de la Ruta 3 por parte de integrantes del Centro Asistencial de Tolhuin.

El periodista viajaba con otros trabajadores de prensa en un automóvil, que quedó varado por el piquete, y al tratar de interceder para hallar soluciones a los manifestantes – que reclaman contar con ambulancias para su localidad – recibió como respuesta de la mandataria fueguina que “quién mierda era él para decirle como tenía que gobernar”.

Al explicarle Nieto que las soluciones que hasta ese momento se habían aportado no eran suficientes, la gobernadora elevando el tono de voz le respondió que “si creía que ellos no estaban trabajando en el tema o si creía que sus funcionarios se estaban rascando las pelotas”.

Los dirigentes del Sindicato de Prensa de Ushuaia consideran que el episodio no está enraizado en la mesura, equilibrio, aceptación de disenso y espíritu conciliador que todo gobernante debe profesar ante sus ciudadanos.

En tal sentido, rechazaron las expresiones de la Gobernadora y reclamaron -en el entendimiento de que el diálogo es la base de una sólida construcción democrática-, que esos exabruptos no se reiteren.