Sharing is caring!

03-13-10-cronicaCANAL13_1_-dab11tn

Serios conflictos laborales se viven en el diario “Crónica”, Canal 13 de Buenos Aires y “Todo Noticias” TN. En la FATPREN, referentes sindicales y trabajadores informaron sobre esta problemática. En “Crónica”, el conflicto se expresa en la situación de inestabilidad laboral, con numerosos despidos que se vienen sucediendo desde hace varias semanas.

La Asociación de Prensa de Buenos Aires (APBA),  filial de la FATPREN, a través de un comunicado hizo llegar su  solidaridad y respaldo a los compañeros despedidos (cerca de 50); rechazó esta medida empresaria perversa y expresó su voluntad de acompañar la lucha de los trabajadores en defensa de la fuente laboral. Mientras, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria.

En Canal 13 de Buenos Aires y en TN, la Comisión Interna denunció despidos, persecución sindical e incumplimiento de órdenes judiciales, entre otros avasallamientos a los derechos laborales.

Entre las irregularidades mencionaron la falta de pago de horas extras y feriados, falta de registro de “pasantes” y “contratados”, junto con reiterados incumplimientos a leyes y convenios vigentes.

En esas empresas del monopólico grupo Clarín, los periodistas señalaron que la designación de Ángel Franco Cosentino como gerente de recursos Humanos agravó el problema, dado que este señor tiene  antecedentes de producir despidos masivos en gestiones anteriores, en el mismo Canal 13. Y pronto ratificó esta orientación iniciando una política de desindicalización, acompañada de despidos selectivos.

Las denuncias de los trabajadores pertenecientes al multimedio que proclama la libertad de expresión, están contenidas en el expediente abierto en el Ministerio de Trabajo bajo el número 1280933/08.

Dos candidatos a delegados, Ricardo Junghanns y Marcelo Moreira, fueron despedidos. Luego del juicio por la reinstalación, la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo (Sala VII), resolvió a favor de los trabadores, tras acreditar la relación entre los despidos y la militancia sindical de ambos,  pero la empresa se negó a acatar el fallo de la Justicia en un episodio que agrava la inconducta empresaria y obliga a los afectados a presentarse en instancia judicial superior.