Sharing is caring!

barco-ahitis-puerto-quequen01

Sin que la Comisión de Presupuesto del Senado haya emitido despacho para su tratamiento, el proyecto que contempla la suspensión de un impuesto a la carga y descarga en puertos provinciales seguirá sin sanción definitiva al menos hasta que la Cámara alta vuelva a sesionar.

La iniciativa, que fue aprobada por Diputados e ingresó al Senado la semana pasada, prevé la suspensión de la aplicación del artículo 26 de la reforma impositiva provincial; un cambio que fue consensuado por el Ejecutivo con representantes de entidades del agro y portuarias.

Pero la comisión de Presupuesto que preside el senador oficialista Patricio García no emitió ayer dictamen sobre este proyecto y todo hace suponer no se tratará en la sesión de esta semana.

La iniciativa, además, contiene un capítulo dedicado a las obligaciones tributarias de las empresas que prestan servicios de recolección de residuos en los municipios bonaerenses. Por iniciativa de legisladores del oficialismo y del vicegobernador Balestrini, el proyecto prevé bajar la alícuota que pagan estas firmas en concepto de Ingresos Brutos de 3,5% a 1,5%, equiparándolas a las empresas que realizan el barrido. Y se había incluido una suerte de condonación de deudas de esas empresas con el fisco, un punto que finalmente fue excluido del proyecto durante su paso por Diputados. Y ésa es, justamente, una de las aristas conflictivas que, según fuentes legislativas, impiden el avance de la ley.

Es que, según dicen en el Senado, ya se habían adoptado algunos compromisos con intendentes en ese sentido y la eliminación del proyecto de esa condonación de deudas hace peligrar su avance. Ahora se estudia qué mecanismo se dispondrá para que poder plasmar esa medida. Una de las opciones que se la incluya nuevamente en la norma y se la gire a Diputados con esa modificación. Otra, que se la incluya en el proyecto de Presupuesto durante su paso por el Senado.

En una situación similar está el proyecto de ley para autorizar al Poder Ejecutivo a ampliar partidas presupuestarias de los ministerios de Desarrollo Social y Salud por un monto de 980 millones de pesos. La norma, que fue aprobada por Diputados la semana pasada, no obtuvo despacho de la Comisión de Presupuesto y todo indica que el Senado no la tratará esta semana.