Sharing is caring!

lasca-ricardoCodesur tuvo la concesión de la Autovía 2 y la Ruta 11 durante 20 años, y ahora el sciolismo intenta prorrogar la licencia. Ante la iniciativa del Gobierno bonaerense se generó la polémica y Ricardo Lasca, titular del Coordinador del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV), salió a criticar la idea del gobernador bonaerense y del Intendente Daniel Molina que quiere poner peaje entre Mar del Plata y Necochea.

“La autovía 2 y la Ruta 11 ya están pagadas porque pagamos tarifas ilegales y abusivas desde hace 20 años, más el subsidio que le dio Duhalde a Codesur de más de 110 millones de dólares. Dar por 30 años más la concesión sólo por mantenimiento es un disparate. Se pagará una tarifa disparatada para bancar el arreglo, por ejemplo, de la Ruta 29. Esa es la excusa oficial”, explicó Lasca a La Tecla en Vivo (Cadena Río FM 88.7).

“La concesión debía terminar porque la obra se amortizó y sería solamente realizar un mantenimiento que tiene un costo mínimo, y de esta manera, eliminarse las garitas”, continuó el titular de CONADUV.

Lasca dijo además que “lamentamos la actitud del gobernador Scioli porque desde que asumió le pedimos una audiencia y nunca nos atendió. La ministra Álvarez Rodríguez tampoco”.

Recordó que “Codesur pagó la obra con el dinero de Duhalde y no nos olvidemos que pagábamos 14 dólares el peaje sin que la obra esté terminada”.

Polémica por las autovías de los intendentes

Lasca también criticó al intendente Daniel Molina (UCR), quien quiere realizar una autovía de Necochea a Mar del Plata.

El señor Molina no se enteró que el sistema de peaje con garita es económico y viable cuando hay mucho tránsito, y en estas rutas hay poco tránsito, es sentido común”, disparó el titular de CONADUV y agregó: “Lo que se recaudará se gastará en el mantenimiento”.

En tanto, se refirió a la Autovía Pilar- Pergamino, y sostuvo que “hay que pagar 5 peajes y sin camino alternativo. La gente tiene que abonar $4,50 pesos por hacer 20 km y lo maneja el Grupo Eurnekián”.

“No hay ningún diputado que hable de esto. Priorizan el negocio y no el bienestar de todos los bonaerenses. Deben saber que las garitas son un sistema que no sirven”, concluyó.