Sharing is caring!

boliches

Más allá que el gobernador Daniel Scioli reclamó públicamente la pronta sanción de las leyes de nocturnidad, deberá esperar a que los diputados oficialistas obtengan los consensos a los cambios introducidos tanto con sus pares de la oposición como con los senadores. No habría tope de entrada y se extendería el de salida a las 6.30; mientras que se permitiría la venta de bebidas energizantes autorizadas por la ANMAT.

El bloque del Frente para la Victoria acordó modificaciones a los dos proyectos que el Senado aprobó hace aproximadamente un mes. Pero uno de sus integrantes adelantó que quieren consensuarlo con los diputados de la oposición y también con los senadores para que se sancionen en una misma jornada. En la sesión de este jueves se aprobaría la moción para tratarlo con o sin despacho de comisión en la próxima reunión.

Estirarían el tope de cierre a las 6.30 en vez de las 5.30 prevista originalmente con el objetivo de evitar que los jóvenes salgan todos juntos. Se mantendría el corte de venta de alcohol a las 4.30 y la idea es reglamentar que el egreso sea en forma paulatina. Se eliminaría el tope de entrada que se había establecido a la una de la mañana.

La prohibición de venta de bebidas energizantes quedaría sin efecto porque están autorizadas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, y “no podemos ser más papistas que el Papa” argumentó una fuente legislativa.

También prohibirían el “delibery” de bebidas alcohólicas y el expendio en los boliches será en recipientes de 350 centímetros cúbicos.

Otro de los puntos que se modifica está relacionado con las llamadas “matinés” donde no se impondrían horarios sino que se permite la presencia de menores de entre 14 y 17 años en los boliches, incluso con mayores de 18, siempre que no se venda alcohol. La medida alcanza a las fiestas de egresados que se realizan en esos establecimientos.

La nueva ley describirá varios requisitos para la instalación de las cámaras de “vigilancia”, como cubrir todo el perímetro del boliche sin dejar puntos ciegos, preservar la intimidad de los concurrentes y la destrucción de las cintas si no son requeridas por la justicia, que será la única manera de poder ser revisadas.

Por último no se “invita” a los municipios conformar los foros que atiendan esta problemática sino que se los obligaría a ponerlos en práctica.

La diputada de Unión Peronista, Patricia Rocca, sostuvo que el problema en la noche bonaerense es la “falta de control” y que “agregar más leyes a las existentes es de gusto”. Además, manifestó que “Estado va a tener que obligar a los padres a que se hagan responsables por los desórdenes de sus hijos”.

La diputada Rocca aseguró que el problema en territorio bonaerense “es la falta de control”, al considerar que “podemos hacer normas que regulen pero si no las hacemos cumplir, es lo mismo a que no existan”, además de solicitar ser “inflexibles” con los que deban respetarlas.

“Lo que hay que hacer en la Provincia es exigir que se cumpla con la ley; y debería haber una norma Nacional que regule la nocturnidad en todas las provincias por igual”, a la vez que remarcó “agregar más leyes a las existentes es de gusto, lo que hay que hacer es poner énfasis en los controles y que la provincia de Buenos Aires haga cumplir la normativa en todos los municipios”.

Rocca minimizó la importancia de fijar un horario de entrada y salida de los locales bailables nocturnos, al sostener que el asunto “no pasa por el horario, sino por una cuestión cultural, se flexibilizó tanto la reglamentación existente, que ya nadie le da importancia”.

Seguidamente, la diputada felipista hizo mención a los probables inconvenientes que generaría no establecer una unificación horaria “federal” con respecto a la apertura y cierre de locales nocturnos, “cuando cierra el boliche en provincia, los jóvenes que se encuentran en zonas limítrofes o cercanas a la Capital Federal, se irán a bailar a otro lado”.

Puso como ejemplo su ciudad, San Pedro, que se encuentra cerca de Villa Constitución, provincia de Santa Fe, “si esos jóvenes conducen de un lado a otro alcoholizados, vamos a tener nuevos problemas por los accidentados en rutas, por la diferencia horaria”.