Sharing is caring!

puerto-quequen-aerea.jpg

La Cámara de Diputados bonaerense sesionaría este jueves con cuatro temas principales: darle ingreso al proyecto de Presupuesto 2010, la suspensión del artículo 26 de la Ley Impositiva que gravaba la carga y descarga en los puertos, la autorización de créditos presupuestarios para Desarrollo Social y Salud, y de un endeudamiento para obras hídricas.

El Presupuesto ingresaría este miércoles por Mesa de Entradas y formalmente tomará estado parlamentarios cuando los diputados sesionen que se prevé será al día siguiente. Luego será girado a las distintas comisiones para analizarlo con el objetivo de llevarlo al recinto en el curso del mes próximo.

En la sesión de esta semana se aprobaría la suspensión del artículo 26 de la Ley Impositiva desde la fecha de entrada en vigencia y hasta el 31 de diciembre de 2010, dejando sin efecto entonces el tributo a la carga y descarga en los puertos bonaerenses. No obstante se modifica la ley de puertos, dejando de estar exentas de todo gravamen las actividades que se desarrollen en los Consorcios de Gestión de Bahía Blanca y Quequén. Así también se suprime en el primer párrafo del artículo 25 de la Ley Impositiva la frase: “que no se encuentren comprendidas en el artículo siguiente”. Por lo que se les aplicará una alícuota del 4,5% del impuesto a los Ingresos Brutos a las actividades portuarias, entre otras.

Mediante esa misma iniciativa “se contempla una medida sectorial en Ingresos Brutos, con efectos positivos en las finanzas municipales”, según reza en el mensaje del Ejecutivo. Para reducir los costos fijos que deben afrontar los municipios bonaerenses por la prestación de los servicios de recolección de residuos, barrido y limpieza, se equiparará en el 1,5% la alícuota del gravamen sobre esas actividades. Así también las deudas originadas por la aplicación de la una alícuota superior al 1,5% quedan extinguidas.

Los diputados tratarían también la autorización de gastos por 980 millones de pesos para las áreas de Desarrollo Social y Salud, “para atender diferentes situaciones de emergencia no previstas, producto de la fuerte crisis internacional”, de acuerdo al mensaje del proyecto.

500 millones de pesos irán al área de Desarrollo Social para “los planes Tarjeta Alimentaria, Plan Vida, Servicio Alimentario Escolar y todos aquellos tendientes a garantizar los derechos de la niñez y la infancia”.

Mientras que los restantes 480 para el Ministerio de Salud servirán para paliar las erogaciones que generaron el dengue y la Gripe A , así como la incorporación de 2.500 becarios a la planta permanente de la cartera.

El Ejecutivo aclara en su mensaje que esta autorización no la hubiese necesitado ya que por la Ley de Administración Financiera tiene la facultad de asignar las partidas que crea necesario. Pero recurrió a la Legislatura para “obtener el consenso y la transparencia”, así como para “evitar la discrecionalidad” y lograr “el correcto equilibrio de intervención de los poderes del Estado”.

Por último, la Cámara baja, abordaría el punto 16 del Orden del Día, por el que se autoriza al Poder Ejecutivo a contraer endeudamiento por 65 millones de pesos con el Banco Interamericano de Desarrollo en el marco del Programa de Agua Potable y Saneamiento para Comunidades Menores que se ejecuta a través del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento.

Todos los proyectos deberán ser girados al Senado para luego convertirlos en ley.