Sharing is caring!

50052_soria-de_vido.jpg

El ministro de Planificación confirmó que «el programa de subsidios termina hoy». Los ajustes llegan al 350%. El camino judicial para no pagar.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, ratificó que este miércoles finaliza este el programa de subsidios a las tarifas de electricidad y gas. De esta manera, el aumento de los servicios se automatiza para todas las franjas de consumo.

«Con los subsidios no va a pasar nada, porque simplemente hay un programa de subsidios que termina hoy y así va a ser», confirmó De Vido desde San Juan, a donde llegó para inaugurar un plan de obras cloacales.

Sobre las posibles consecuencias en los bolsillos de los usuarios, el ministro aseguró que «no hay ningún motivo para amortiguar (el servicio); desde enero hasta julio la gente pagó normalmente» y recordó que cuando se tomó la decisión de subsidiar la tarifa «ya había pagado el 94% de los usuarios».

Por otra parte, sobre el sistema de cloacas que se inaugura hoy, De Vido señaló que «las obras de saneamiento forman parte del proyecto de gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner», y destacó su importancia «porque son el método para mejorar la calidad de vida de los argentinos”.

Presionado el Gobierno por la caída de ingresos y la necesidad de suprimir subsidios, se comenzará a recibir en la última semana de noviembre y la primera de diciembre las boletas con los anteriores valores. Sin embargo, fallos de la Justicia permiten no pagar ninguno de los dos ajustes que llegan hasta el 350 por ciento.

De todas maneras, el oficialismo asegura que mantendrá “para todos los inviernos” la rebaja de las facturas en los bimestres junio-julio y agosto-septiembre para que el pico de consumo de energía no impacte tan de lleno en los bolsillos. Si la demanda no se modera, durante el verano pueden volver las quejas de los hogares por los abultados montos a pagar.