Sharing is caring!

secundaria

La Escuela General Básica (EGB) y el Polimodal, vigentes hoy en la provincia de Buenos Aires como resultado de la Ley Federal de Educación, serán reemplazadas el año próximo por un solo ciclo de seis años obligatorios, tres comunes y tres de especialización. Para el nuevo esquema nombrarán a más de 3000 nuevos docentes y 500 psicopedagogos. Pretenden lograr una mayor inclusión sin resignar exigencia y calidad educativa. Se agregan nuevas  orientaciones y la posibilidad de tecnicaturas con un año más. Alentarán la creación de Centros de Estudiantes.

La nueva reforma que encarará a partir del 2010 la provincia de Buenos Aires, la de mayor cantidad de alumnos y plantel docente, será «sencilla, sólida, sustentable y requerirá una mayor inversión», dijo hoy el Director de Educación y Cultura bonaerense, Mario Oporto, durante un encuentro con periodistas en la Casa de la Provincia de Buenos Aires.

«Será la finalización formal del Polimodal y del EGB para lo cual necesitaremos crear nuevos colegios secundarios o potenciar el ciclo superior o el básico ya existentes, según sea la realidad de cada establecimiento», dijo Oporto según informó la agencia estatal de noticias Télam.

La escuela secundaria, que comenzará a funcionar el año próximo, será de tres tipos: una con las orientaciones actuales (Ciencias Naturales, Sociales, Economía y Administración, Comunicación y Arte), a las que se sumarán Lenguas Extranjeras y Educación Física.

Habrá una segunda orientada específicamente hacia las distintas ramas del Arte y una tercera, cuyo diseño curricular se volcará hacia la enseñanza técnica.

Las cursadas se aprobarán con 7 y al llegar el fin de cada ciclo lectivo se tomará una evaluación integradora. “Nos va mal con el secundario, que en los últimos años privilegió la formación por competencias y no lo epistemológico”, acotó la directora de Educación Secundaria, Claudia Brachi, al presentar los contenidos.

Durante el ciclo el básico todos los bachilleratos compartirán las mismas materias (Lengua, Matemática, Biología, Física, Química, Historia y Geografía), con idéntica carga horaria,  y continuarán las especializaciones a partir del cuarto año con materias más específicas. La escuela secundaria de Arte (Música, Artes Visuales, Danza, Teatro o Literatura, que es la novedad) ofrecerá, igual que la Técnico- Profesional, la posibilidad de una tecnicatura, que se obtendrá con la cursada de un año más. Los alumnos de escuelas técnicas podrán hacerlo como técnico en construcciones navales, en programación y en energías renovables.

Cada una de estas tres modalidades de escuela tendrá un solo equipo directivo para todo el ciclo y el director trabajará jornada completa, mientras que se buscará que los docentes den clases de las materias para las cuales están preparados.

«Queremos recuperar la cultura de la escuela secundaria para los adolescentes ya que el sistema de EGB y Polimodal existente se había convertido en un sistema selectivo. No todos los chicos que empezaban el ciclo lo terminaban y tenemos muchos casos de deserción», señaló Oporto.

Mayor inversión

Para el funcionario, la idea es «lograr una escuela secundaria más inclusiva, para lo cual la debemos hacer más atractiva para los estudiantes».

No obstante, reconoció que esta reforma «traerá nuevos problemas como la falta de aulas, pero sabemos que esta nueva modalidad implica inclusión», justificó y admitió que «se deberá aplicar una mayor inversión».

Oporto estimó que esta reforma implicará «una suma similar a la que se utilizó para la renovación de las escuelas técnicas el año pasado, que fue del orden de los 130 millones de pesos».

La reforma de la enseñanza media en todos los colegios públicos y privados será presentada el 9 de octubre a los directores e inspectores y ya fue expuesta el 31 de julio pasado en el Consejo Federal de Educación.

El Director de Educación y Cultura explicó que estos cambios «no se contraponen ni significan un anticipo de lo que hará el Ministerio de Educación de la Nación. Al contrario, estuvimos trabajando juntos en los principales lineamientos».

La reforma de la escuela secundaria es uno de los principales desafíos que el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, manifestó tener durante su gestión, con el fin de lograr una mayor inclusión sin resignar exigencia y calidad educativa.

La deserción se ubica como el principal problema a enfrentar, especialmente en los primeros, y últimos años del ciclo, para lo cual se estableció el programa Fines (Finalización de Estudios Secundarios), destinado a los alumnos que terminaron el ciclo pero que adeudan materias.

Directores con dedicación exclusiva y desaliento al “docente taxi”

La nueva escuela media tendrá directores con dedicación exclusiva e intentará evitar la figura del “docente taxi”, al alentar la concentración horaria de profesores en un mismo establecimiento. “Hay que reconstruir la escuela de los adolescentes”, explicó Oporto, al señalar que la reforma busca alentar la construcción de identidad de cada establecimiento tanto como la pertenencia institucional en docentes y alumnos. Los cambios, que comportan también la creación de cargos, requerirán un presupuesto aún indeterminado, pero para el cual “se está trabajando con la Nación”.

En el nuevo modelo, “serán claves las figuras del director y el equipo directivo” de cada establecimiento, explicó Brachi. De quien dirija la escuela se requerirá una dedicación de tiempo completo, y del equipo, que asegure la presencia de uno de sus miembros en cada turno, dos modificaciones que implicarán la extensión de nombramientos. La planta de cada institución, además, sumará un docente tutor para 1º y para 6º año (“en las articulaciones: el ingreso a la secundaria y su finalización”, explicó Brachi, quien estimó que implicará la creación de entre 3000 y 4500 cargos) y un asistente tecnológico. Se procurará, además, sostener una política de concentración horaria para los docentes (quienes además accederán a capacitación en la misma escuela), de modo de lograr la “incorporación de los profesores a la vida institucional” que, necesariamente, tendrá efectos sobre “las condiciones laborales y de enseñanza”, al desarticular la figura del “docente taxi”.

Las nuevas medidas también sumarán una figura propia de las escuelas primarias: el gabinete psicopedagógico, de los cuales, según señaló el subsecretario de Educación, Daniel Belinche, ya existen 500 y “se necesita crear 1000 más en los próximos dos años”. La importación de este departamento de un nivel escolar al otro indica un malestar: mientras que originalmente se dedicaban a asistir a chicos y chicas con problemas de aprendizaje, como excepciones, ahora trabajan con el 20 por ciento de la comunidad escolar.

La ampliación de la oferta de contenidos y de formación se elaboró tras evaluar experiencias pasadas y consensuar observaciones generales y como necesidades de distritos específicos, que, por ejemplo, permitirán que las propias regiones del interior provincial señalen qué tipo de escuela media requieren. El proceso derivó, por ejemplo, en la creación de la Técnico- Profesional abocada a Construcciones Navales, y se concluyó por reformular las escuelas de Comunicación, Arte y Diseño.

Los alumnos, además, serán alentados a conformar centros de estudiantes, algo que, en realidad, viene impulsándose, con respuestas notables: de un año a esta parte, pasaron de 60 a 600 en toda la provincia.