Sharing is caring!

fatpren

Una nueva y violenta situación vivieron los trabajadores del diario Época de Corrientes y de otros medios, que se pronunciaron en defensa de una compañera despedida y otros dos suspendidos sin causa. El viernes anterior más de doscientas personas participaron de una marcha por las calles de la capital correntina; al día siguiente, un dirigente de la Asociación de Periodistas de Corrientes, en un episodio violento y descalificador, fue golpeado y amenazado de muerte en la redacción del diario.

El agresor, identificado como Gustavo Gamboa, secretario de redacción del diario Época, efectuó un cobarde ataque a Martín Romero, actual secretario gremial de la Asociación de Periodistas y también trabajador de ese medio, quien posteriormente efectuó una denuncia en la Comisaría Primera, acompañado de varios colegas de la redacción que  testimoniaron sobre lo ocurrido.

La empresa suspendió por inconducta a su secretario de redacción por quince días pero los trabajadores del diario se mostraron disconformes por la liviandad de la sanción y efectuaron una nueva presentación en reclamo de justicia.

En la marcha del viernes  participaron trabajadores de prensa de distintos medios, estudiantes de comunicación social y delegados de distintas organizaciones sindicales correntinas que expresaron su solidaridad con los trabajadores sancionados con suspensiones y despidos, y por el permanente incumplimiento de las empresas periodísticas al pago de los salarios y condiciones de trabajo que corresponden por ley.

La protesta comenzó frente a la Facultad de Comunicación Social y continuó frente a los diarios “El Libertador”, “La República”, Radio “LT 7”, diario “El Litoral” y finalizó con un acto frente al diario “Época” donde  se escucharon duros discursos por la situación laboral imperante.

El secretario general de la APC Roberto Zorrilla dijo que “en Corrientes los periodistas estamos hastiados de que nos cuenten como ganado y no como trabajadores. Estamos cansados de ver a políticos y funcionarios que son entrevistados por colegas harapientos, que ganan por debajo del salario mínimo, vital y móvil; de empresarios que incumplen, con la complicidad del gobierno y la justicia y que la espada de la censura esté siempre sobre nuestras cabezas cuando tratamos de informar con la verdad”.

La FATPREN se pronunció en apoyo de lo compañera despedida y los dos suspendidos por haberse negado a realizar un suplemento gratuito. Y a raíz del ataque a Martín Romero, en forma conjunta con su organización afiliada en Corrientes comenzaron a ejecutar acciones sindicales y judiciales en defensa del compañero y de derechos laborales y sindicales que en esa provincia son avasallados con marcada impunidad.