Sharing is caring!

postes-fibra-vidrio

Una empresa brasileña desarrolló un poste de iluminación pública o de transmisión de energía en fibra de vidrio que, por absorber mejor los impactos y por su flexibilidad, reduce la gravedad de los choques con automóviles.

La tecnología fue desarrollada por la empresa Petrofisa gracias a un proyecto financiado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, informó hoy esta cartera en un comunicado.

La empresa, con sede en el estado de Paraná (sur de Brasil), recibió cerca de dos millones de reales (unos 1,1 millones de dólares) para perfeccionar la producción industrial de los postes y colocarlos a disposición del mercado.

Las pruebas realizadas por la empresa demostraron que la fibra de vidrio utilizada en la fabricación del poste evita mayores daños a los vehículos en caso de un choque y ayuda a mantener preservada la cabina en la que están el conductor y los pasajeros, con lo que reduce la posibilidad de que sufran heridas.

Además, los postes en fibra de vidrio estrellados por vehículos, bien sea en alta o baja velocidad, pueden ser recuperados sin la necesidad de removerlos del local ni de que sea suspendido el suministro eléctrico. Esa ventaja reduce los costos de mantenimiento y evita que un accidente automovilístico provoque la interrupción del servicio de energía.

Hasta ahora 9 de los 27 estados de Brasil ya encomendaron los postes producidos por Petrofisa, que cuenta con una capacidad para producir cerca de 60 postes por día. Pese a ser casi dos veces más caro, ya que un poste en fibra de vidrio cuesta unos 1.600 reales (unos 864,9 dólares) y uno convencional en concreto unos 800 reales (432,4 dólares), las empresas consiguen una economía a largo plazo. Ello debido a que, además de reducir los costos de mantenimiento, el poste en fibra de vidrio tiene una vida útil de hasta 80 años, frente a los entre 40 y 60 años de uno convencional dependiendo de las condiciones en que sea instalado.

La fibra de vidrio también es un material más resistente a la intemperie y a otros agentes externos. (ARGENPRESS)