Sharing is caring!

union-pro-10-08-09

En un acto en el que no faltaron cánticos ni bombos peronistas, Unión Pro bonaerense realizó en el Club Atenas de La Plata su primer plenario tras las elecciones del 28 de junio, reuniendo a los legisladores electos en los últimos comicios, los principales referentes partidarios y toda la plana de la militancia.

El cónclave estuvo encabezado por los dos primeros diputados nacionales electos, Francisco De Narváez y Felipe Solá. También fueron de la partida Claudia Rucci, Gerónimo “Momo” Venegas, Gastón Guarracino, Gonzalo Atanasof, Julio Garro e Ismael Passaglia, entre otros.

En ese marco, la diputada provincial electa Mónica López remarcó que “ganamos y no tenemos que dar explicaciones”, señalando que desde el oficialismo “van a venir y nos van a querer limar”. Además, en su alocución, la legisladora de Avellaneda definió a Unión Pro como “un espacio muy amplio”.

A su turno, Jorge Macri, también electo diputado provincial, enfatizó que “no hay en la historia un espacio político nuevo que haya crecido tan sostenidamente como Unión Pro”, agradeciendo a la militancia joven porque “es muy difícil que los nuevos se sumen a la política”.

Macri también instó a “redoblar esfuerzos para seguir estando unidos”, y proclamó acto seguido a Francisco de Narváez como gobernador para el 2011. En cuanto a las presidenciales, no esquivó el tema: “Nos damos el lujo de tener dos candidatos a presidente”, remarcó, en referencia a Solá y al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Por su parte, Gerónimo Venegas calificó de “personaje” a Néstor Kirchner: “Un personaje que llevó al país  a una situación de pobreza y desocupación, y lo hizo por soberbia y ceguera política”. Además, admitió que Unión Pro “fue un frente para ganarle al gobierno nacional”; cerró su discurso con un enfático “¡Viva la patria! ¡Viva el campo!”.

De Narváez y Solá, duros con el Gobierno

Las dos figuras de mayor peso de la noche, De Narváez y Solá, no escatimaron críticas al oficialismo. Solá, en un encendido discurso, expresó que el 28 “nos jugamos una patriada, tomamos riesgos”; destacó que en Unión Pro haya “muchas vertientes” y que “las decisiones políticas se toman todos los días”. “Demostramos que la calle no tiene matones”, enfatizó, y calificó al gobierno de Daniel Scioli de “dependiente”.

“Argentina tiene peores dirigentes que su pueblo”, aseguró, solicitándole al público que “estén orgullosos de lo que hicimos”.

De Narváez, por su parte, subrayó que “levantamos una bandera con los colores de Unión Pro», y agradeció de igual modo “a los que integraron las listas y a los que no”, exhortando a “dar la batalla en el 2011”.

Dicho esto, pasó a apuntarle al oficialismo: “La política no se hace con talibanes como (Guillermo) Moreno ni con obsecuentes como (Daniel) Scioli”. “Los delincuentes siguen circulando”, remarcó, sin dejar de invitar a la militancia a “comenzar a caminar la Provincia nuevamente”. “Me he comprometido en cada uno de los lugares –expresó-. Vamos a preparar un nuevo gobierno de la provincia de Buenos Aires”.

“Soy peronista y lo seguiré siendo –aclaró-. Cuando gobierne, el hambre va a comenzar a ser vencida en la Provincia”. (NOVA)