Sharing is caring!

gerardo_martinez_400i200709

Los sectores cegetistas que mantienen diferencias con Hugo Moyano mantuvieron hoy un encuentro. Afirmaron que seguirán dentro de la central obrera, aunque reclamaron formar parte de la ronda de diálogo con el gobierno nacional. El titular de la UOCRA dijo que «no es necesario hablar de cambios, sino de una CGT que represente a todos».

El titular de la UOCRA y secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez, sostuvo hoy que «somos todos parte de la CGT y seguiremos siendo parte de la CGT, lo que queremos es encontrar un camino donde podamos tener un diálogo político con el gobierno y ese diálogo político entre el gobierno y la CGT, sea con todos los sectores de la CGT».

Martínez señaló que «nosotros queremos ratificar que la CGT es un cuerpo colegiado que está integrado por una conducción, pero en la realidad hay una mesa política que representa a los distintos sectores sindicales, por un lado Moyano por otro lado otros sectores», añadió.

Consultado sobre si puede haber cambios en la conducción de la CGT, dijo que «no es necesario hablar de cambio sino hablar de una CGT que sea representativa de todos los sectores y que trabaje a conciencia».

Seguidamente explicó que «nuestra obligación es escuchar los reclamos de los trabajadores y atender sus problemas y encontrar con el gobierno fórmulas para que para la crisis mundial no golpee tanto en la Argentina».

Sobre los cuestionamientos de esos sectores «al personalismo de Moyano», Martínez destacó que «se ha planteado en reiteradas oportunidades el exceso de personalismo de Moyano, por eso ratificamos la mesa chica y que hay que dialogar entre nosotros y si hay una reunión con el gobierno, vayamos todos los sectores sindicales».

Representantes de organizaciones sindicales, se reunieron hoy en la sede de UOCRA, avenida Belgrano 1850. Participaron del encuentro Oscar Lescano, Carlos West Ocampo, José Pedraza y Armando Cavalieri y por los independientes, Martínez y Andrés Rodríguez.

Martínez acompañado por Rodríguez y Lescano, explicó que «fue una convocatoria que hicimos para analizar la situación que se viene dando en el país y donde estamos preocupados por la situación laboral, desocupación, pobreza, y algunos datos estadísticos».

Lescano negó contactos con Moyano en los últimos días, a la vez que expresó que «hay una comunión entre el gobierno nacional y Moyano, que nosotros respetamos en la medida que no nos afecte».

Por su parte, Cavalieri -uno de los primeros en retirarse de la sede de la UOCRA- sostuvo entre otras cosas que «esperamos que el gobierno se dé cuenta que hablar con Moyano, no es hablar con la CGT».

No participaron de las deliberaciones de estos sectores los representantes de la UOM, Antonio Caló -inmerso en una crucial negociación salarial en el ministerio de Trabajo-, Luis Barrionuevo -condiciona su retorno a la CGT a que Moyano dé un paso al costado y Roberto Fernández -quiere «un debate abierto» en el seno de la CGT.