Sharing is caring!

ARMANDOVALLADARESFHRMaterial enviado por Armando Valladares

«Mientras la OEA vio como Zelaya iba actuando ilegalmente, no dijo una palabra. Cuando la Corte Suprema le advirtió que era ilegal su pretensión, la OEA y los que hoy se rasgan las vestiduras, contemplaban en silencio cómplice como este traidor de Zelaya trataba de hundir a su país en el totalitarismo y que se convirtiera en otra Venezuela, en otra Bolivia o en otra Cuba.

Armando Valladares (ex preso político cubano, autor del libro autobiográfico «Contra Toda Esperanza» y ex embajador estadounidense ante la Comisión de Derechos Humanos de Ginebra; escribió esta carta desde Italia, a donde viajó para recibir un premio internacional por su labor periodística en defensa de la libertad en Cuba y en el mundo entero.)

Nuevo Acción, 02 de julio de 2009.

http://foro.univision.com/univision/board/message?board.id=politicaeneeuu&message.id=101452

Renuncia Armando Valladares a la «Fundación de Derechos Humanos»

Está en total desacuerdo con lo que publicaron sobre Honduras

Sr.

Thor Halvorssen

Presidente de Human Rights Foundation (HRF)

Nueva York

Mi querido Thor:

La nota de HRF sobre los sucesos de Honduras no refleja la verdad ni relata históricamente los hechos tal y como sucedieron. Estoy ahora en Italia, no tengo mucho tiempo para un análisis más extenso. Pero el Presidente Zelaya fue y es un traidor a la Democracia. Fue electo engañando a sus compatriotas y cuando con ese engaño llegó al poder, giró ideológicamente y comenzó su plan para cargarse la Democracia en Honduras como lo hizo Chávez en Venezuela, Morales en Bolivia y Correa lo está haciendo en Ecuador. Zelaya forma parte de la gran conspiración neocomunista que pretende apoderarse de América Latina.

La estrategia ha sido la misma: llegan al poder con elecciones, después, cambian la Constitución, disuelven los parlamentos y se perpetúan en el poder y terminan declarándose marxistas, como Evo Morales.

Lo que Zelaya trató de hacer para estos planes era ilegal. Quiso cambiar la Constitución para reelegirse. La Corte Suprema le advirtió que esa maniobra era inconstitucional y por lo tanto ilegal. El Congreso también le señaló que su pretensión violaba la Constitución hondureña y por lo tanto era ilegal Con el apoyo y el dinero de un gobierno extranjero (todo el material electoral llegó desde Venezuela en un avión que envió Chávez).

No obstante las advertencias de la Corte Suprema, siguió con sus planes de cargarse la Democracia en su país, donde imperaba la ley y en base a ese imperio de la Ley, la Corte Suprema le ordenó al Ejército, (que no está para defender al Presidente, sino a la Constitución,) que arrestara y expulsara del país a Zelaya. Eso no es un golpe de Estado, no hay militares gobernando en Honduras. Mientras la OEA vio como Zelaya iba actuando ilegalmente, no dijo una palabra. Cuando la Corte Suprema le advirtió que era ilegal su pretensión, la OEA y los que hoy se rasgan las vestiduras, contemplaban en silencio cómplice como este traidor de Zelaya trataba de hundir a su país en el totalitarismo y que se convirtiera en otra Venezuela, en otra Bolivia o en otra Cuba.

La Declaración de la HRF es históricamente incorrecta, dejándose llevar por la cobarde complicidad de los que por falta de valor dejan de hacer o no se atreven a decir las cosas como son. Nada supe de que esa declaración, ni de su publicación de la cual he sabido aquí en Italia.

Por esa razón, por mi desacuerdo absoluto con esa nota, renuncio de forma irrevocable a mi cargo de Chairman de Human Rigths Foundation y también a cualquier cargo en la misma ya sea de miembro del Directorio Internacional o cualquiera otro. Te ruego como Presidente que estás a cargo del quehacer diario de HRF des curso a esta renuncia mía, que yo también lo haré por mi parte.

Armando Valladares

http://www.nuevoaccion.com

«EL PRESIDENTE ZELAYA ROMPIÓ EL MARCO CONSTITUCIONAL»

Declara a Nuevo Acción el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de Honduras

«El presidente Zelaya rompió el marco de la legalidad establecida en la Constitución de la República, cuya responsabilidad es facultad exclusiva del Tribunal Supremo Electoral.», Aseguró el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de Honduras Dr. Jorge Alberto Rivera Avilés, a Nuevo Acción.

Avilés, nos dijo enfáticamente que «En Honduras no ha habido golpe de Estado. No hay ningún militar en el Gobierno. Todo se derivó del no acatamiento por parte del Poder Ejecutivo de decisiones emitidas el Poder Judicial del Estado, declarando ilegal la pretensión de llevar a cabo una encuesta de opinión a realizarse fuera del marco de la legalidad establecida en la Constitución de la República, cuya responsabilidad es facultad exclusiva del Tribunal Supremo Electoral.»

Preguntado sobre como sucedieron los acontecimientos el alto Magistrado explicó: «Como consecuencia de esta situación el ciudadano Presidente de la República, de manera arbitraria ordenó a las Fuerzas Armadas de Honduras avalar este proceso declarado ilegal por los tribunales correspondientes. En esa circunstancia el Titular del Poder Ejecutivo destituyó al Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, violentando los derechos establecidos en la Constitución de la República y sin seguir el procedimiento establecido en la Ley Constitutiva de las Fuerzas Armadas. En razón de lo anterior se interpusieron sendos recursos de amparo ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, mismos que fueron admitidos»

Rivera Avilés se manifestó además asombrado de cómo los organismos internacionales y los gobiernos de América y del mundo no se han informado debidamente y han ignorado los fallos judiciales de las legítimas Cortes hondureñas, que actuaron apegadas al Derecho y a la Constitución inviolable del país.