Locales

CASO MARCENAC: Otra forense dijo que Martín Ríos es esquizofrénico. Cuarto Intermedio hasta el lunes a las 9

Sharing is caring!

monica-adrian-marcenac-_278p170609
Mónica y Adrian, los papás de Alfredo Marcenac

Una psiquiatra que analizó la salud mental del “tirador de Belgrano” en una causa por tenencia de arma aseguró que «es normal que a estos pacientes se le salte la térmica». Fue durante el juicio por el crimen de Alfredo Marcenac.

Una psiquiatra que analizó la salud mental de Martín Ríos en una causa por tenencia de arma en San Isidro en la que fue declarado inimputable, aseguró ayer que el llamado tirador serial es un «psicótico esquizofrénico» y que «es normal que a estos pacientes se le salte la térmica».

Se trata de la entonces perito del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) Claudia Astorga, quien el año pasado evaluó a Ríos durante 10 días en el neuropsiquiátrico de la cárcel de Melchor Romero por la causa de portación ilegal de arma que tenía desde el día de su detención en Munro, ante un tribunal de San Isidro que lo terminó declarando inimputable.

Astorga, quien ahora trabaja como directora de Salud Mental del Ministerio de Justicia bonaerense, fue convocada hoy como testigo de la defensa en el juicio por el que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 12 de Capital Federal lo juzga por el crimen de Alfredo Marcenac (18), cometido el 6 de julio de 2006 en avenida Cabildo al 1700, y otros tres ataques en el barrio de Belgrano.

Ante los jueces Ana Dieta de Herrero, Carlos Bruno y Alfredo Rizzo Romano, la perito ratificó las conclusiones a las que arribó junto a la psicóloga del SPB Silvina Catera, quien ya declaró en el juicio.

Astorga consideró que Ríos es un psicótico esquizofrénico que no comprende la criminalidad de sus actos, ni puede dirigir sus acciones y presenta «una alteración morbosa de sus facultades mentales».

Además, ante preguntas del fiscal Carlos Giménez Bauer y del defensor de Ríos, Angel Ramallo, Astorga aseguró que si bien era posible entrenar a una persona en los tests para que parezca un enfermo mental, en el caso de Ríos «se descartó la simulación».

«Ríos mantuvo siempre la misma conducta en nuestras entrevistas o cuando estaba sólo, ya que lo hicimos observar por el personal médico y de seguridad de la unidad penitenciaria. Si un paciente simula, en algún momento se quiebra y adquiere una actitud distinta y no es lo que vimos en Ríos», afirmó.

La testigo además dijo que «Ríos es altamente peligroso porque tiene una patología de las más graves donde predominan los síntomas negativos» y consideró que «cometió estos hechos porque no puede manejar sus impulsos y pasa a la acción».

A la hora de intentar explicar claramente a los jueces lo que es la esquizofrenia, Astorga pidió disculpas por los términos, pero explicó que «es normal que a estos pacientes se le salte la térmica».

La especialista también mencionó como características de la esquizofrenia en Ríos que «era un solitario», que «tenía conductas locas» como defecar en botellas de plástico, «su apatía», que «no terminó sus estudios» y que «nunca pudo trabajar».

Astorga también mencionó, como otros peritos oficiales en el juicio, que Ríos padecía alucinaciones y delirios, mencionó que se sentía perseguido por «los de Urquiza», que era un grupo de jóvenes con los que él se juntaba a drogarse en su adolescencia y que «escuchaba voces que le pedían sangre».

«El mundo para Ríos es amenazante. El tenía una relación muy particular con las armas y él se sentía seguro con un arma», agregó.

En la jornada de hoy también desfilaron los testigos del primer ataque que se le atribuye a Ríos, ocurrido el 19 de junio de 2005, cuando disparó 12 balazos contra el interno 43 de la línea de colectivos 67 e hirió a dos personas: el chofer Oscar Jorda y un pasajero, Fabián Aníbal Augeri.

Jorda, quien en ese ataque recibió un tiro en el tobillo izquierdo, no pudo ser ubicado por el tribunal y su testimonio quedó incorporado por lectura.

El otro baleado, Augeri, contó hoy cómo fue el ataque que lo dejó al día de hoy con una bala alojada en la espalda, pero aclaró que no pudo ver bien al tirador.

«Yo estaba viajando parado adelante, al lado del primer asiento de dos lugares. Escuché unos estruendos y vi una silueta de una persona montada en un rodado que podía ser una bicicleta o una moto, en medio de la calle, y los fogonazos», señaló Augeri.

Otra pasajera, Elba Gorosito (69), que viajaba en el primer asiento, alcanzó a ver que un ciclista que había pasado el colectivo extendía su brazo izquierdo hacia atrás y enseguida empezaron los disparos.

«Yo pensé que le estaba indicando al colectivero que tenía algo en el parabrisas y escuché al chofer que dijo ’¿qué te pasa?’ y empezaron los disparos», recordó la mujer que luego dijo que a partir del hecho no volvió a sentarse en el primer asiento de un colectivo y que a la semana, en el cumpleaños de su nieto, se sobresaltaba cada vez que escuchaba que explotaba un globo.

También declaró ayer un empleado administrativo del Registro Nacional de Armas (RENAR) que fue testigo del segundo ataque de Ríos, en la confitería de Cramer y Juramento el 2 de marzo de 2006.

Se trata de Marcelo Mutis (37) quien, como conocedor de armas por su trabajo, dijo que le llamó la atención «con la certeza con la que disparaba, la actitud de aplomo, se notaba que estaba preparado» y a preguntas del fiscal, señaló que la balas con punta limada, como las que usaba Ríos, «se usan para un fin destructivo ya que amplifican el poder de impacto».

El juicio pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo lunes a las 9 cuando declararán el perito psiquiatra de la defensa, Mariano Castex, y los peritos oficiales del Cuerpo Médico Forense que realizaron el primer informe en la causa.

3 thoughts on “CASO MARCENAC: Otra forense dijo que Martín Ríos es esquizofrénico. Cuarto Intermedio hasta el lunes a las 9

  1. martin rios debe ser juzgado,no le busquen la quinta pata al gato.se lo deben a esos padres y a nosotros que nos merecemos vivir en una sociedad justa.condena a martin rios!!!!

  2. lo unico que le pido a dios o a cualquier otra fuerza suprema que la muerte de este chico no quede impune,que sus padres,familiares y amigos no terminen sus dias en esta tierra sintiendo que que no existe la justicia y que toda lucha fue vana,les deseo suerte en este camino en el que esperan hallar la verdad.

    1. martinrios debe ser condenado,se lo deben a los padres de marcelo,y a nosotroscomo sociedad que desea y debe vivir en forma justa.condena ya a martin rios!!!!

Comments are closed.