Locales

SOBRE BENEDETTI: Los militantes de Nuevo Encuentro y Julio Bertelotti

Sharing is caring!

1004_mario_benedetti_g_cedoc_1288780879.jpg

Aquellos que andamos por los cuarenta, los cincuenta, deseamos homenajear a Mario Benedetti, a quien lo teníamos entre los más apreciados, como a Zitarrosa, otro uruguayo entrañable.

Tal vez los jóvenes no lo conozcan o sí. Benedetti era el poeta de la gente simple, le escribió a las cosas cotidianas y siempre  tuvo claro de que lado debía estar.

Era un hombre de pueblo, un verdadero artista popular, que padeció persecución y  exilio. Seguramente, como sucede casi siempre, los mismos que lo ocultaron, que lo despreciaron cuando vivía,  ahora le cantaran loas.

Por lo menos que eso sirva para que los más pibes se enteren  quien era. Otros hace mucho que lo tenemos en  un rincón del corazón, ahí quedará, defendiendo la alegría. No todo es lo mismo.

Homenaje a un grande que va a seguir haciéndonos reflexionar…guiándonos… Emocionándonos…por siempre…aunque ya nos había anticipado…que nos iba dejando… Gracias maestro! Julio Bertelotti

CHAU NÚMERO TRES

Te dejo con tu vida

tu trabajo

tu gente

con tus puestas de sol

y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza

te dejo junto al mundo

derrotando imposibles

segura sin seguro.

Te dejo frente al mar

descifrándote sola

sin mi pregunta a ciegas

sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas

pobres y malheridas

sin mis inmadureces

sin mi veteranía.

Pero tampoco creas

a pie juntillas todo

no creas nunca creas

este falso abandono.

Estaré donde menos

lo esperes

por ejemplo

en un árbol añoso

de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano

horizonte sin horas

en la huella del tacto

en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido

en cuatro o cinco pibes

de esos que vos mirás

y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar

de tu sueño en la red

esperando tus ojos

y mirándote.