domingo, octubre 02, 2022

Opinión

ECONOMÍA:

Sharing is caring!

fundacion-mediterranea

Por Fundación Mediterránea (Material enviado por Lic. Jorge Mancuso)

Cambia el mix del superávit primario; con el Tesoro en cero y el único excedente proveniente de la ANSES.
[ad#debajo-de-post]
* La merma de la recaudación del primer bimestre fue atenuada por el desempeño de los ingresos a la seguridad social (+52%)

* Cambió la composición del superávit primario intra sector público, ya que ahora el aporte del Tesoro es 0,6% cuando en el primer bimestre de 2008 participaba con el 59.3%

* Si se consolida esta tendencia, el Tesoro Nacional deberá salir a refinanciar la totalidad del capital e intereses de deudas que vencen este año

* La mayor carga sobre las futuras generaciones tiene dos vertientes: mayores servicios de deuda que debería pagar el Tesoro a la ANSES, o menores jubilaciones en los próximos años, si la deuda del Tesoro con ANSES va licuándose en el tiempo

* El dato destacado que se desprende de la publicación de la cuenta ahorro inversión del Sector Público Nacional (SPN) de febrero del corriente año es la fuerte caída observada en el superávit fiscal primario, que resultó un 49.5% inferior que en igual mes del año anterior. Si se considera el primer bimestre del año la disminución no resulta menos espectacular: 45.1% interanual.

* Al respecto, resulta relevante destacar dos elementos referidos al excedente fiscal observado: la explicación de su pronunciado descenso y el cambio rotundo y preocupante en su composición. En concreto, con la eliminación del subsistema privado de jubilaciones y los efectos de la crisis internacional y los elementos locales sobre la actividad económica interna, se presenta ahora una ANSES fortalecida a la par que una situación del Tesoro Nacional mucha más delicada, ante la fuerte desaceleración acaecida en sus ingresos tributarios.

* La caída a la mitad del superávit primario del SPN en el primer bimestre del año se explica por un crecimiento muy superior del gasto primario (27.3%) que de los ingresos totales (12.8%). La desaceleración en los ingresos se debe al virtual estancamiento observado en los recursos tributarios. De hecho, en el consolidado enero-febrero caen un 4.1% en la comparación interanual. Estos guarismos son explicados por la desaceleración en la actividad económica y la caída del comercio internacional.

* Considerando el lado de las erogaciones, se puede mencionar que las prestaciones de la seguridad social (+23,9), las transferencias corrientes (+22.6%) y las transferencias de capital (+25.2%), crecieron a menor ritmo que el gasto primario (+27.3%), al comparar el primer bimestre de este año con igual lapso del anterior. Lo opuesto sucedió con las erogaciones en remuneraciones (+41.7%) y con la inversión real directa (+75.4%), avanzando pronunciadamente por arriba del resto de los gastos.

* Si bien el año recién comienza, la evolución de ingresos y gastos observada durante los últimos meses está deteriorando de manera clara el ratio superávit SPN a PIB, variable clave para determinar la capacidad de pago de los vencimientos de deuda que debe afrontar el gobierno nacional. En el acumulado de los últimos doce meses, el valor máximo se alcanzó en agosto de 2008 (3.51%), siendo que a partir de allí comenzó a descender de manera sostenida, asumiendo el acumulado anual en febrero de este año un nivel del 2.79% del PIB.

Evolución superávit primario acumulado 12 meses en términos PIB

grafico-1

*  La caída de la recaudación en el primer bimestre fue atenuada de manera significativa por el desempeño de los ingresos a la seguridad social (+52%). Dado que estos mayores ingresos coadyuvaron a aumentar el superávit de la ANSES, pero no ocurrió lo mismo con los ingresos tributarios del Tesoro, el interrogante que inmediatamente emerge tiene que ver con la evolución de la composición del superávit primario intra SPN. Puede advertirse que en el primer bimestre de 2008, el 59.3% del superávit primario correspondía al Tesoro Nacional, mientras que en igual período de 2009 tal excedente virtualmente se esfumó, aportando ahora el Tesoro sólo 0.6% del total.

La nueva estructura del superávit primario de SPN en 2009

grafico-2

La nueva estructura del superávit primario de SPN en 2009

grafico-3

*  Si se analiza la dinámica de la situación del Tesoro nacional se advierte que desde el año 1993 hasta el año 2001 tuvo un saldo promedio negativo de $52 millones (siempre considerando primer bimestre de cada año). Luego de la fuerte caída en 2002 (-$1000) el saldo se tornó positivo hasta la actualidad. Adviértase el fuerte crecimiento en los dos últimos años como producto de lo percibido en concepto de retenciones (mejores precios y mayores alícuotas). Situación que se ha revertido de manera significativa en los últimos meses.

Superávit del Tesoro Nacional en el primer bimestre

grafico-4

*  Esta situación pone de relieve un hecho preocupante: si se consolida esta tendencia, el Tesoro Nacional deberá salir a refinanciar la totalidad del capital e intereses de deudas que vencen este año, que sumado al efecto del CER sobre los bonos que ajustan por ese índice determinarán un crecimiento importante del endeudamiento (pesará ahora más sobre el PIB, dado que éste muy probablemente caerá en términos reales).

* Si bien puede acotarse que el Tesoro muy probablemente podría encontrar financiamiento fácil y barato en el excedente que genere la ANSES, no debe olvidarse de todos modos que sigue tratándose de endeudamiento público y, salvo que se produzca una licuación de esa deuda en el futuro, podría convertirse en una pesada carga para las futuras generaciones. En todo caso, la mayor carga podría filtrarse por cualquier vía: por mayores servicios de deuda que deba pagar el Tesoro a la ANSES, o por mayor déficit previsional y/o menores jubilaciones en los próximos años, si la deuda del Tesoro con ANSES va licuándose en el tiempo.