Sharing is caring!

pan.jpg

Firmarán una declaración jurada y exhibirán afiches para que el público tome conciencia, por disposición del Ministerio de Salud de la Provincia. El aditivo produce cáncer, insuficiencia renal y trastornos neurológicos. Está prohibido en la Argentina desde el año pasado.

Las 8.000 panaderías de la provincia de Buenos Aires deberán firmar una declaración jurada por la cual se comprometen a no usar bromato de potasio en la fabricación del pan y productos de confitería, anunció el ministro de Salud provincial, Claudio Zin.

La medida fue dispuesta por el Ministerio de Salud bonaerense y para implementarla tendrá la colaboración de la Cámara de Industriales panaderos, pasteleros y afines de la provincia (CIPPA).

Según se informó, las panaderías se quedarán con una copia de la declaración, la que deberá estar a la vista de los clientes, como también un sticker y un afiche que el ministerio y la Cámara pondrán en cada local para que el público tome conocimiento de que ese comercio no usa aditivos.

El bromato de potasio produce cáncer, insuficiencia renal y trastornos neurológicos y está prohibido en la Argentina desde el año pasado, según lo establece el Código Alimentario Argentino.

La iniciativa será presentada hoy miércoles 25 en un acto que encabezará el ministro Zin en la localidad de Quilmes y al que asistirán unos 200 panaderos de la provincia de Buenos Aires.

Zin precisó que este tipo de aditivos «está prohibido en los productos de panadería y quienes los utilicen serán pasibles de la clausura de su negocio y la posterior denuncia penal».

El funcionario pidió a la población que «sólo compre pan en lugares habilitados» y advirtió que toda vez que se realice una inspección se tomarán muestras de los productos para efectuar el análisis bromatológico en el Laboratorio Central de Salud Pública.

SALUD: Las panaderías bonaerenses se comprometerán a no usar bromato de potasioahorainfo.com.arLocalesFirmarán una declaración jurada y exhibirán afiches para que el público tome conciencia, por disposición del Ministerio de Salud de la Provincia. El aditivo produce cáncer, insuficiencia renal y trastornos neurológicos. Está prohibido en la Argentina desde el año pasado. Las 8.000 panaderías de la provincia de Buenos Aires deberán...Desde Necochea al mundo