Sharing is caring!

En el Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, activistas niños y adultos de Greenpeace realizaron este miércoles una protesta pacífica en reclamo de que se suspenda la persecución política a la organización y a sus miembros en Japón y el fin de la caza de ballenas.

Dos activistas de Greenpeace Japón, Junichi Sato y Toru Suzuki, se encuentran procesados por incautar una caja con carne de ballenas, en el marco de una investigación sobre fraude en el mercado que lleva adelante la organización ambientalista. (1)

En solidaridad con los activistas arrestados en Tokio, un grupo de 30 voluntarios, vestidos con traje de presidiarios, se colocaron en la puerta de la embajada de Japón en Buenos Aires portando una pancarta con la leyenda: «Japón: arréstanos, defendemos a las ballenas».

Sato y Suzuki fueron arrestados en mayo, luego de denunciar públicamente los resultados de una investigación y de entregar las pruebas obtenidas a la policía y los Fiscales del Distrito de Tokio. Sin embargo, en lugar de investigar la denuncia, la Justicia de Japón procesó a los activistas de Greenpeace y los acusó de haber sustraído la carne de ballena que iba a ser vendida en el mercado ilegal y que ellos mismos pusieron a disposición de las autoridades. (2)

La pena a la que pueden ser sometidos puede llegar a los 10 años de prisión. El arresto y detención de los activistas fue condenado internacionalmente por más de 35 organizaciones, incluyendo a Amnistía Internacional.

«Demandamos al Gobierno de Japón que termine con la persecución política a quienes denuncian las ilegalidades de la actividad financiada por ese mismo Estado, y que se ponga la atención en terminar con el nefasto programa de matanza de ballenas en la Antártida», manifestó Milko Schvartzman, coordinador de la Campaña de Océanos de Greenpeace para América Latina.

Cada año una flota de barcos contratados por el Gobierno nipón, captura cientos de ballenas de la especie minke (Balaenoptera bonaerensis), como parte del mal llamado «programa de caza científica». Ejemplares de esta especie pueden ser avistados en el Mar Argentino. En este momento, la flota depredadora se encuentra en camino a las prístinas aguas antárticas.

Notas:

1) Investigación de Greenpeace: Escándalo en Japón por sustracción de carne de ballenas, mayo de 2008:

http://www.greenpeace.org/international/press/reports/whale-meat-scandal-dossier

2) Junichi y Toru fueron arrestados el 20 de junio, y pasaron 26 días detenidos sin ningún cargo. Las condiciones de su actual libertad bajo fianza requieren que tengan que solicitar permiso para permanecer más de tres días fuera de su propio domicilio, y no reunirse con otros miembros de Greenpeace.

http://www.greenpeace.org/tokyo-two

GREENPEACE: Protesta por la liberación de ambientalistas defensores de las ballenasahorainfo.com.arLocalesEn el Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, activistas niños y adultos de Greenpeace realizaron este miércoles una protesta pacífica en reclamo de que se suspenda la persecución política a la organización y a sus miembros en Japón y el fin de la caza de...Desde Necochea al mundo