Sharing is caring!

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Necochea-Lobería en el marco de la Jornada Nacional de Protesta difundió entre los trabajadores municipales, provinciales y nacionales el proyecto para la creación del Fondo Federal de Salarios, recorriendo las sedes de organismos municipales y provinciales como el Palacio Municipal, Centro Cívico, Ingresos Públicos, Teatro Municipal, Casino, Museo Histórico, Dirección de Cultura, Hospitales, Escuelas, Consejo Escolar y Jefaturas de Inspección.

En tanto, en ante el Congreso de la Nación trabajadores ganaron las calles una vez más en una marcha en la que participaron la ATE – CTA porteña y bonaerense para exigir un Fondo Federal de Salarios que termine con las desigualdades en todo el territorio nacional. Al mismo tiempo, distintas acciones de protesta, se llevaron a cabo en las 24 provincias. Los dirigentes, entre ellos el secretario general de ATE y CTA Buenos Aires «Cachorro» Godoy, resaltaron frente al Congreso que el problema “no es de artículos, el problema es de decisión política”.

ATE denunció y enfrentó en la década del ’90 lo que denominamos el desguace del Estado Argentino. Esto significó no solo la privatización y desnacionalización de todas nuestras empresas públicas y el desmantelamiento de los organismos públicos nacionales, sino que también la transferencia de funciones del Estado Nacional a los Estados Provinciales y Municipales sin el financiamiento necesario. El Estado Nacional tenía cerca de un millón de trabajadores, hoy incluidas las Fuerzas Armadas, apenas 300 mil. Mientras que hoy las provincias tienen 2 millones de trabajadores y los municipios cerca de un millón.

En 2007 todas las provincias (menos Tierra del Fuego) disminuyeron su gasto en salarios, en comparación con lo destinado en 1992 y 2002. Pese a tener más recursos las provincias gastaron menos en salarios.

El cuadro se agrava si tomamos en cuenta lo que reciben las provincias por coparticipación. Según la ley, deberían recibir el 56,6% del total de impuestos recaudados por la Nación. En 2007, recibieron el 33,05%. Pero esto, no significó mejoras para los trabajadores del Estado Nacional. Por el contrario, la Nación destinó en 2007 al pago de salarios el 16,1% de sus ingresos, mientras que en 1992 destinaba el 32,4% y en 2002 el 21%.

Entendemos que el Estado Nacional cuenta con recursos suficientes para mejorar los salarios de sus trabajadores y para conformar un fondo destinado a mejorar los salarios provinciales y municipales.

En este sentido, ATE está impulsando la creación de un Fondo Federal de Salarios que permita incrementar la masa de recursos destinados al pago de salarios en el sector público argentino, estableciendo un piso salarial y criterios comunes para dar cumplimiento al principio constitucional de » a igual tarea, igual remuneración», asociado a los costos de vida de cada lugar.

Este Fondo sería el primer paso para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores estatales de todo el país, y al mismo tiempo, resuelva las desigualdades salariales que existen entre los distintos niveles (Nación, provincias y municipios) y regiones. Debe ser financiado por el Presupuesto Nacional con partidas específicas.

Esa acción federal persigue el cumplimiento del principio constitucional que garantiza a todos los trabajadores el derecho a un salario mínimo, vital y móvil, y a recibir igual remuneración por igual tarea.