Sharing is caring!

El ex presidente Néstor Kirchner dijo hoy que «se terminó la palabra ajuste a costa de las espaldas de los trabajadores», y que «este Gobierno no se va a sentar a ver cuántos trabajadores dejamos trabajando y cuántos los mandamos a la casa». Fue durante el 43 congreso ordinario de la Federación Nacional de Choferes de Camiones, en Necochea.

El ex presidente Néstor Kirchner acusó hoy a los dirigentes opositores de buscar «lucrar con la crisis, como mercenarios», para tener «un voto más», en vez de «tender una mano solidaria para dar batalla contra una crisis» internacional.

Al hablar en el congreso ordinario de camioneros, Kirchner dijo que «son los mismos» los de la «alianza del 99» quienes «no hicieron más que profundizar nuestros males» los que ahora «como mercenarios quieren ver si con la crisis pueden tener un voto más».

Néstor Kirchner aseguró que el gobierno nacional dará «la batalla que hay que dar en estas horas para poner a la Argentina de pie y no retroceder en lo que ya hemos logrado», frente al contexto de la crisis financiera internacional.

Kirchner planteó que «se terminó la palabra ajuste a costa de las espaldas de los trabajadores».

El ex presidente celebró la eliminación del sistema jubilatorio de capitalización, y advirtió que esos fondos ya no van a ser «manejados por cuatro o cinco vivos, para cuatro o cinco grupos económicos».

«Ahora van a ser bien administrados», aseguró, y agregó que esos fondos jubilatorios servirán para el «crecimiento de Argentina y no para la concentración económica».

El titular del Partido Justicialista señaló que la variable de ajuste frente al momento que vive el mundo «no va a ser el empleo» y pidió a los empresarios «tener imaginación y creatividad» para «cuidar los puestos de trabajo».

Al participar este mediodía del congreso que reeligió al líder de los Camioneros, Hugo Moyano, Kirchner aseguró que «vamos a seguir fuertemente heterodoxos, keinessianos y peronistas con claridad y pluralidad»