sábado, febrero 24, 2024

Opinión

OPINION: Un intendente con agenda » delarruista»

Sharing is caring!

Por Miguel Abálsamo

Revisando la agenda diaria del intendente Molina podemos encontrarnos con el alcalde de menos acción de los últimos tiempos. ¿Se puede conducir un municipio durmiendo la siesta permantemente… no es hora de salir de las jornadas inactivas….?

Hace dos meses he tomado el trabajo de revisar agendas de diferentes intendentes de nuestra región.

He verificado Balcarce, comuna que conduce el ingeniero José Luis Pérez, San Cayetano del doctor Miguel Gargaglione, González Chávez, ingeniero Daniel Vissani, Lobería, profesor Hugo Rodríguez, Miramar, licenciado Patricio Hogan…en fin…una larga lista de intendentes, con nutridas agendas diarias que incluyen trabajo dentro y fuera del municipio, encuentros con empresarios, comerciantes, instituciones diversas, hombres y mujeres de la producción, seres con carencias sociales graves, etc…Todo debe reunir la agenda de un mandatario.

En esta dinámica vida moderna, cualquier ciudadano tiene una cargada actividad que cumplir, más aún cuando ese ciudadano es el intendente de una ciudad cargada de inconvenientes y acéfala de dirección .

Revisando la agenda diaria del alcalde local Daniel Molina uno puede observar que prácticamente no existe trabajo.

Escasas reuniones de gabinete, casi nulas audiencias productivas, muchos viajes a La Plata y Buenos Aires, incluso en fines de semana, algunas fotos periodísticas, anuncios de compromisos y poco…poco casi nada.

¿Cómo se puede gobernar el distrito de Necochea de esta forma..?

La peor actitud es la indiferencia. Molina siente como indiferencia ante los inconvenientes de la ciudad, ver pasar todo a la ligera, duerme siestas «delarruistas», sin comprender que ocupar un lugar tan destacado merece una contracción mayor al trabajo, escaso descanso diario y permanente creatividad.

Lo terrible es que nada sea terrible para el alcalde pediatra.

Si no hay ambulancia hace mutis por el foro.

Sabemos que el faltante de ambulancia puede ser la muerte.

Cuando se caen las casas del Plan Federal, miramos a los necesitados vecinos como de arriba de la estatua del Gral. Mariano Necochea, hacemos anuncios que nunca se cumplen y la culpa la tienen los demás.

En realidad es como dijera Jorge Luis Borges..» la mejor manera de no fracasar es buscarse una buena excusa».

Molina es Daniel excusa. Ante cada situación tiene la manera de patear la pelota fuera de la cancha.

Deberá entender que el tema no es equivocarse, lo negativo es no hacer. Nuestro intendente no hace.

Hay días que no tiene una actividad en su agenda diaria.

Pueden pasar dos cosas, que ante el pedido de reuniones las posterga, o la gente cree que no vale la pena a esta altura reunirse con el intendente, total no encuentra solución alguna a sus problemas.

El desaliento es el suicidio de la razón, y Molina esta desalentado. Sabe que no pudo, y tiene la certeza que ya no podrá. Deberá entender que tiene un camino largo por andar, al menos que quiera bajarse del caballo antes de tiempo.

El mare magnum del primer piso municipal no ayuda , al contrario, cada día potencia los problemas, con funcionarios que anuncian sus renuncias, otros que han renunciado y les piden que se queden un tiempo más, algunos correligionarios que no quieren quedar «pegados» políticamente a una gestión de fracaso sin retorno.

No podemos en el distrito dormir más la siesta, necesitamos dinamismo, optimismo, ganas de hacer.

Al mejor estilo De La Rúa, hoy Molina sigue dormido en una siesta parecida. Está en parálisis de gestión.

Nadie piensa en un helicóptero sobrevolando la Municipalidad, pero tampoco podemos como distrito permanecer indolentes ante un jefe de gobierno que esta tan escaso de ideas y ganas, como de agenda diaria.