sábado, febrero 24, 2024

Locales

El 80% de los aspirantes a jueces, bochados por el Consejo de la Magistratura

Sharing is caring!

Este año ya se tomaron y se corrigieron 13 pruebas para la selección de jueces y fiscales. De 373 postulantes que se presentaron, apenas 77 pasaron el examen. En el Poder Judicial se repiten los bochazos que abundan desde hace años en los cursos de ingreso de algunas facultades de la Universidad Nacional de La Plata.

Los bochazos masivos en los exámenes de ingreso o pruebas nivelatorias ya no son exclusivos de determinadas carreras de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) como Astronomía, Medicina y Agronomía. También la prueba de selección para la cobertura de los cargos de jueces y fiscales -que toma el Consejo de la Magistratura bonaerense- arroja el saldo de una gran mayoría de desaprobados.

En efecto, desde el 19 de febrero pasado, el organismo judicial que preside Luis Genoud tomó 13 exámenes, ya corregidos. De 373 inscriptos para ingresar al Poder Judicial, 77 aspirantes aprobaron. El resto no respondió correctamente la mayoría de las consultas tomadas.

La conclusión salta a la vista: el 80% fue reprobado y a lo sumo podrá presentarse nuevamente para cubrir cargos de magistrados o fiscales, en tanto que el 20% restante quedó en condiciones de ser nombrado en los próximos tiempos.

Entre los cargos que se sometieron a un examen por parte de la Magistratura figuran, entre otros, los de juez de Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de los departamentos judiciales de Mar del Plata y San Martín; juez de Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de los departamentos judiciales de Bahía Blanca, Mar del Plata, Mercedes y Morón; y juez de Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de los departamentos judiciales de Mercedes, Morón, Necochea, San Martín y Zárate-Campana.

Las pruebas también alcanzaron a los aspirantes a ocupar los cargos de juez de Juzgado de Garantías del Joven de los departamentos judiciales de La Plata y Quilmes; juez de Juzgado de Ejecución de los departamentos judiciales de Junín y Lomas de Zamora; juez de Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo con asiento en Mar del Plata; juez de Paz Letrado del Partido de Maipú; defensor oficial para actuar ante el Fuero Civil, Comercial y de Familia de los departamentos judiciales de Morón y San Isidro y Zárate Campana; juez de Tribunal de Menores del departamento judicial Quilmes; y juez de la Responsabilidad Penal Juvenil del departamento judicial Morón.

Las salas examinadoras evalúan los conocimientos de los candidatos a ejercer como magistrados y fiscales en la provincia de Buenos Aires. La tarea que realiza el Consejo de la Magistratura bonaerense en ese sentido alcanza a la totalidad de los fueros del Poder Judicial provincial.

La selección

Toda persona que, reuniendo las condiciones establecidas en la Constitución provincial y en las leyes respectivas, se postule para ser designado como juez o miembro del ministerio Público de cualquiera de las instancias ordinarias, deberá presentar su solicitud ante el Consejo de la Magistratura.

La recepción de las postulaciones está permanentemente abierta y se efectúa con la debida publicidad, en la forma, tiempo y lugar que determine la reglamentación. La convocatoria para la evaluación se produce una vez que surge una vacante. Allí el Consejo convoca de inmediato a examen de oposición de los postulantes, designando al jurado que recibirá y evaluará las pruebas respectivas por mayoría absoluta de sus miembros.

El examen se hace sobre la base de la reglamentación que apruebe el Consejo, es público y pueden participar en él los postulantes admitidos. El Consejo puede integrar salas examinadoras formadas por cuatro de sus miembros permanentes, uno por cada estamento.

Una vez que la sala examinadora dictamina sobre el desempeño de los concursantes en la prueba escrita, y se reúne todos los demás elementos de juicio requeridos, el Consejo evalúa los antecedentes y la actividad profesional cumplida y entrevista personalmente a cada uno de los concursantes con “la finalidad de apreciar su idoneidad, solvencia moral, equilibrio, madurez, conocimiento de la realidad, sentido común, coherencia, creatividad, independencia de criterio, imparcialidad, equidad, apego al trabajo y capacidad de liderazgo”.

El Consejo cuenta con treinta días corridos para emitir decisión acerca de la integración de la terna de postulantes. Luego elevará, en un plazo de cinco días al Poder Ejecutivo, la terna vinculante de postulantes, por orden alfabético, con los antecedentes respectivos.

Las funciones y la integración de la Magistratura

La Constitución bonaerense de 1994 dispone en su artículo 175 que le corresponde al Consejo de la Magistratura seleccionar a los postulantes a ingresar al Poder Judicial, mediante procedimientos que garanticen adecuada publicidad y criterios objetivos predeterminados de evaluación, privilegiándose la solvencia moral, la idoneidad y el respeto por las instituciones democráticas y los derechos humanos, en fiel observancia al mandato indelegable que la Constitución le encomienda.

Se trata de una función indelegable, que la sociedad a través del constituyente de 1994 le ha confiado. El ministro de la Suprema Corte Juan Carlos Hitters sintetizó las funciones del Consejo sosteniendo que quienes lo integran “son los que proponen, nada menos, que a los controladores y aplicadores de la ley y del derecho. En este orden de ideas recuerdo aquel antiguo brocárdico romano que le preocupaba a Calamandrei: ¿Quién elige a los custodios?, se preguntaba el mentado jurista florentino. ¿Quién selecciona -decía- a aquellos que tienen la alta misión de dar a cada uno lo suyo?”, señaló el jurista.

Integración

Desde el 23 de abril de 2007, el Consejo de la Magistratura bonaerense es conducido por el ministro del máximo tribunal Luis Genoud.

Para la elección de los postulantes a integrar el Poder Judicial, además de establecer las pautas rectoras de los procedimientos de selección, se consideró propicio que todos los poderes del Estado y la institución que regula la matrícula de los abogados de la Provincia estén representados, de allí la multisectorialidad de la composición de este cuerpo.

Finalmente, la elección de sus representantes está a cargo de cada uno de los poderes y del Colegio de Abogados de la Provincia.

Cómo funciona el sistema de evaluación

Los exámenes a los futuros jueces y fiscales están compuestos por dos módulos. El primero consiste en la resolución de un caso relacionado con el cargo concursado, que adjudica al postulante un puntaje ideal de cien puntos. El módulo dos consiste en cinco preguntas de concepto que adjudican un puntaje ideal de veinte puntos cada una, totalizando cien puntos.

La corrección apunta a verificar la comprensión del tema (claridad, precisión, exhaustividad y sistematicidad en el planteamiento de los problemas a resolver), como también el análisis de los hechos y argumentación empleada (claridad, precisión, consistencia y profundidad de los argumentos que fundamentan la solución propuesta).

También se evalúa el análisis del derecho (sustento constitucional, legal, jurisprudencial y doctrinario) y la coherencia de la solución propuesta (consistencia lógica y sistemática entre la base argumental empleada y la conclusión).

El lenguaje utilizado y el cumplimiento adecuado de las formalidades son tenidos en cuenta para calificar los exámenes, pudiendo aumentar o disminuir el puntaje, pero en ningún caso tendrán entidad propia para la aprobación de los mismos.

El desconocimiento de las normas constitucionales genera la no aprobación del examen.

Los postulantes disponen de un plazo de cinco horas para culminar el examen. Esta pauta puede modificarse por la sala interviniente en atención a circunstancias que lo justifiquen.

Otros bochazos

28%

Es el porcentaje de alumnos que aprobó la primera prueba eliminatoria del curso de ingreso 2008 de Medicina.

2

Fue la cantidad de aspirantes que aprobó una prueba diagnóstico de matemáticas, que se tomó durante el curso de ingreso 2008 de la Facultad de Astronomía.

13

Fue la cantidad de aspirantes, sobre un total de 75, que en diciembre de 2007 aprobó un examen de física que permitía ingresar directamente a la Facultad de Agronomía de la UNLP.

35%

Fue el porcentaje de aspirantes que, en diciembre de 2007, pasó un examen sobre conceptos de computadoras en la UNLP. (HOY)