Locales

ESTUPEFACIENTES: El nuevo mapa de la droga en la Argentina vincula a Necochea. La Policía Bonaerense sigue la pista de una posible red de narcotráfico.

Sharing is caring!

Por Nicolás Florentino

Las zonas predilectas son bien cerca de las fronteras y, principalmente, en la periferia de los puertos. Ejemplos sobran: Escobar, Mendoza, Mar del Plata, Necochea y hasta Mendoza son algunos de los espacios de instalación de las “cocinas”. “Lugares donde la droga que está siendo purificada sea rápidamente llevada a los barcos y de ahí a los distintos destinos del exterior”, especifica Izaguirre.

Sebastián Forza era un empresario del sector químico que apareció asesinado en, lo que se investiga, sería un ajuste de cuentas de la mafia narco. Había aportado $200 mil a la campaña de Cristina. Cuál era su nexo con los precursores químicos y cómo funciona el circuito de contrabando y de producción. La relación con la interna Aníbal-Granero.

Los restos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, los tres empresarios asesinados en un claro ajuste de cuentas mafioso con 16 tiros en la cabeza, el pecho y la espalda fueron inhumados esta tarde. Con su acribillamiento, también, se desnudó un entramado de negocios millonarios, narcotráfico y contactos políticos encausados bajo un mismo denominador: los precursores químicos.

Si bien la Justicia mantuvo hoy total hermetismo sobre el avance de las pesquisas, se conocieron en las últimas horas una serie de datos que prácticamente confirman la participación de Forza, en negocios ilícitos vinculados con los medicamentos. En el caso de Ferrón, empleado de un laboratorio, y Bina, supuestamente dueño de una agencia de seguridad, podrían estar vinculados a Forza por el mismo delito. Los cuerpos de los tres fueron hallados en la localidad de General Rodríguez.

Fue el periodista Christian Sanz quien otorgó un dato esclarecedor. En el mes de mayo, entrevistó a Forza y allí el joven empresario le habría confesado sus contactos con el narcotráfico y sus vínculos con el kirchnerismo. Según trascendió, brindó unos frescos 200 mil pesos a la campaña presidencial de Cristina Kirchner en 2007. Dinero que, bajo los códigos que se manejan en ese ambiente, difícilmente se habrían entregado a cambio de nada.

La clave del asunto lleva directamente a los precursores químicos. Se trata de una serie de elementos necesarios para la purificación de distintos estupefacientes que en territorio argentino genera un negocio multimillonario de tráfico, donde aparece una vez más la interna entre el ministro de Justicia y ex del Interior, Aníbal Fernández, y el titular del Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), José Ramón Granero.

Fernández confirmó hoy que Forza tenía «como veinte procesamientos» en causas por adulteración y robo de drogas, y se recordó que la droguería de éste, Seacamp, era la principal proveedora de medicamentos del quebrado Hospital Francés, que administra el Estado. En esta droguería fabricaba el empresario los precursores.

Entre otras actividades legales de la farmacéutica, los precursores se usan para fabricar metanfetaminas, pasando la efedrina a través de acetona y otros precursores, y la cocaína principalmente, para la cual se utiliza acetona, ácido sulfúrico y ácido clorhídrico.

Una vieja disputa

Se sabe que Granero tributa directamente a los Kirchner y por su delicada posición tiene un vínculo especial con el Departamento de Estado norteamericano, autonomía que Aníbal nunca toleró. Pero la gravedad de esta disputa se refleja en un ámbito turbio, donde cualquier detalle dejado al azar se traduce en un síntoma de bienestar para el narcotráfico. Eso es, justamente, lo que sucede con los precursores químicos.

“Sedronar es el ente que controla desde 2003 la exportación de precursores químicos, pero Aníbal Fernández no hizo lo propio en el terreno nacional como Ministro del Interior”, comienza a relatar Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA).

“El ministro del Interior impide que Sedronar haga el control dentro del territorio, aduciendo que si había que controlarlo, el Ministerio se iba a encargar. Él estas facultades las mudó a Justicia cuando cambió de cargo. Es responsabilidad exclusiva de Aníbal Fernández el control de precursores químicos dentro del territorio nacional y lo que hizo fue dejarlos en venta libre”, explica al detalle Izaguirre a La Política Online.

Sedronar se encarga de controlar quién pide el precursor químico en el exterior y quién lo envía desde la Argentina. Mediante un sistema de tarjetas verdes, con permiso de Sedronar, pueden salir al exterior estos precursores. “Cada vez que vas a exportar precursores químicos, hay que ir a Sedronar y llenar los papeles donde se señala qué se va a exportar y quién lo va a recibir del otro lado. Entonces el Sedronar autoriza únicamente a aquellas empresas que utilizan precursores químicos para temas en particular”, asegura Izaguirre.

Y completa: “Hay un cordón de 200 kilómetros hacia la frontera en el que vehículo que es encontrado con precursores químicos es detenido, el producto es vuelto a fábrica y tienen un proceso penal los dueños de la empresa”.

Ese es el circuito blanco, el que controla Granero. A su vez, está el circuito negro: 750 pasos clandestinos en la frontera con Bolivia donde, en bidones, entran y salen precursores químicos a la vista de muchos pero con el impedimento de nadie.

Hoy, el ministro de Justicia reconoció que «las sustancias químicas de corte son una de nuestras principales preocupaciones desde hace tres años, y se ha marcado fuertemente el tema de la efedrina y la pseudoefedrina para la fabricación de la paranfetamina».

Admitió Fernández que en Argentina hay «una ausencia absoluta de controles de sustancias químicas de corte. No hay controles lo suficientemente importantes como para garantizarnos los movimientos de los stocks y que todos los operadores sean controlados, seguidos y monitoreados». Golpe directo a Granero.

El circuito interno

El férreo control del Sedronar, que muchos especialistas consideran eficiente, provocó una respuesta obvia. Ante la dificultad de poder conseguir precursores químicos de contrabando argentino, muchos productores de droga instalaron sus “cocinas” directamente en el país.

Las zonas predilectas son bien cerca de las fronteras y, principalmente, en la periferia de los puertos. Ejemplos sobran: Escobar, Mendoza, Mar del Plata, Necochea y hasta Mendoza son algunos de los espacios de instalación de las “cocinas”. “Lugares donde la droga que está siendo purificada sea rápidamente llevada a los barcos y de ahí a los distintos destinos del exterior”, especifica Izaguirre.

Justamente, los investigadores trataban de determinar si había conexiones entre las tres víctimas y un grupo mafioso dedicado a la elaboración de drogas químicas descubierto hace un tiempo en una quinta de la localidad bonaerense de Ingeniero Maschwitz, ubicado a tan sólo 10 kilómetros de Escobar.

La estructura de los laboratorios que elaboran precursores químicos no necesariamente demuestra que son las grandes empresas las que se mantienen dentro del marco de la ley y las más pequeñas las que terminan integrándose al sistema de contrabando de precursores químicos. La actividad fraudulenta puede aparecer en cualquiera de ellas.

“Si tenes capacidad de fabricar una enorme cantidad de caramelos, vas a intentar colocarlos; y si tenes poca capacidad de producción, vas a colocar todos los que puedas. Están todos, lamentablemente, abiertos a este tipo de cuestiones”, ilustró Izaguirre.

“El hecho está absolutamente claro”, afirmó Izaguirre, y cerró: “Teniendo en cuenta que uno de los muertos aportaba para la campaña presidencial, pienso que es obvio que aporta para aquellos que les permitan hacer determinadas cosas y darles libertad de acción”. (ROSARIO NET)

El subsecretario de Investigaciones bonaerense, Paul Starc, confirmó esta que el empresario Sebastián Forza “estaría vinculado a una red de narcotráfico”.

En declaraciones radiales formuladas esta mañana el funcionario señaló que “la investigación avanza a paso firme” y aseguró en ese sentido que Forza, uno de los tres empresarios que fueron asesinados esta semana, tendría alguna relación estrecha con el negocio de la droga.

Con respecto al desarrollo de la causa, el funcionario señaló que la Justicia continúa recolectando pistas y siguiendo hipótesis para llegar a los asesinos. «La investigación está avanzando a paso firme», aseguró.

Finalmente, elogió el accionar de la Policía Bonaerense en el caso. «Es muy grande el trabajo que esta haciendo la Policía. Está haciendo maravillas. Se nota un gran cambio», finalizó.