domingo, octubre 02, 2022

Locales

ENTREVISTA: Mónica Bouyssede dialogó en exclusiva con “Ahorainfo”. Parte I.

Sharing is caring!

La mamá de Alfredo Marcenac habló sobre el sobreseimiento de Ríos, el asesino de su hijo, y pidió que se realice el juicio público para evitar que el victimario y la víctima se conviertan en simples expedientes.

Sobre la inimputabilidad de Martín Ríos versó la primera pregunta y sobre este tema la mamá de Alfredo Marcenac nos decía lo siguiente:

“La causa que vos decís, es correcto, no es la causa principal. En relación al asesino Martín Ríos hay dos causas. Una que es la cusa principal que se le sigue en Capital por el crimen de Alfredo y por el atentado a otras cuatro personas”.

“Por otro lado, hay una causa menor que es la causa que terminó de resolver ahora en el tribunal Oral Número 7 de San Isidro en que lo declararon inimputable”.

“Esa causa se la inicia directamente el estado el día 14 de julio cuando lo encuentran después de haber matado ya a Alfredo. A Alfredo lo mata el 6 de julio del 2006. El 14 de julio a él lo detienen en San Martin, creo, y por eso interviene el Tribunal de San Isidro”.

“Lo encuentran con el arma cargada, por supuesto. Tenía 54 proyectiles. Además, las mismas balas con que había matado así que razón por la cuál nosotros suponemos o uno puede llegar a suponer que estaba en las mismas condiciones como para volver a hacer lo que hizo”.

“A pesar de eso el Tribunal de San Isidro lo declara inimputable en base a un informe médico que le hace un grupo de psiquiatras y de psicólogos después de que el Fiscal Molina Pico lo internara en el Melchor Romero durante unos días para tenerlo en observación”.

La discusión nuestra en relación a esa causa es por qué una persona en base a un informe médico que primero, nos ofrece muchas dudas, porque en el informe médico de la causa principal que está en Capital cuando el está internado en la Unidad 20 y en la Cárcel de Marcos Paz en la primera etapa hay una psiquiatra y varios psicólogos que dicen que este sujeto simula o que por lo menos dejan muchas dudas con respecto a su conducta”.

Mónica Bouyssede expresó asimismo que una causa no tiene nada que ver con la otra y la jueza Pombo tiene absoluta independencia de criterio aunque los comentarios pesan, aún los de la opinión pública.

“Entonces lo que nosotros estamos tratando de entender como padres o damnificados en esta cuestión es por qué este criterio tan marcado de orientar el informe médico directamente a una inimputabilidad”.

“La cuestión nuestra y lo que nosotros estamos diciendo es, bueno si esto ofrece dudas que sea sometido a un juicio público, porque a nosotros siempre nos va a quedar esta duda. Cuando vos decidís las cuestiones en el ámbito privado y en un escritorio todo se convierte en un expediente, son sólo papeles”.

El asesino adquiere la entidad de un papel y un expediente lo mismo que la víctima, en este caso Alfredo, entonces todo se minimiza y se posiciona todo el mundo en relación a este individuo que, más allá de todas las características de su salud pueda tener, lo que nosotros nos preguntamos es, ¿acaso ser un esquizofrénico te convierte inmediatamente en un ser inimputable?”.

“Porque, cuántos esquizofrénicos hay dando vueltas por la vida. Entonces uno tendría que pensar; primero que con un diagnóstico de esquizofrenia es dudoso que por ahí estén sueltos por la calle porque supuestamente todos serían peligrosos y cuando en realidad alguno de ellos lo es en vez de hacerlo responsable por lo que hacen justificamos que ese estado de salud mental lo hace inmediatamente inimputable”.

“Nosotros eso es lo que estamos discutiendo, inclusive algo más; una cosa es entender lo que significa el crimen de una persona, pero en esta causa menor que era por portación de un arma de guerra y cargada como estaba. Una persona que había a practicar tiro… de hecho se lo dicen… de hecho cuando le dan el certificado de legítimo usuario se lo dice el instructor de tiro”.

Una persona que va a comprar las balas para practicar esto, me van a decir que no podía comprender que un arma podía ocasionar algún daño”.

Me parece una actitud muy infantil, una actitud muy poco creíble desde el punto de vista intelectual que en realidad nos digan que no es justicializable un sujeto -que hasta un niño de tres años puede comprender que un arma cargada puede ocasionar daño- me parece muy poco creíble esto de que nos digan que un sujeto con estas características no puede ser sometido a juicio justamente porque su estado de salud mental está alterado, esa es la discusión nuestra en este caso particular”.