martes, junio 25, 2024

Locales

BUENOS AIRES: El campo bonaerense presiona a intendentes y concejales.

Sharing is caring!

Se multiplican los tractorazos, la toma de municipios, la instalación de carpas y el copamiento de los Concejos Deliberantes. Las principales protestas se produjeron en Tandil, Mar del Plata, Olavarría y Junín.

Las bases del campo y los dirigentes agrarios transformaron los piquetes y cortes de rutas en airadas protestas

-muchas de ellas en un creciente clima de tensión- en las ciudades y pueblos del interior de la provincia de Buenos Aires, y el blanco elegido para descargar la bronca fueron los municipios.

Así fue como en Tandil unos 150 productores tomaron pacíficamente el hall del Palacio Municipal y ruidosamente expresaron sus consignas, para luego reclamar la presencia de los concejales. Las principales críticas fueron para los ediles del Frente para la Victoria (opositores en la ciudad serrana).

En Mar del Plata se produjo una imponente marcha de ruralistas con maquinaria, camiones, camionetas, automóviles, tractores y máquinas agrícolas. Previamente hubo dos puntos de concentración: las rotondas ubicadas en el acceso al barrio Hipódromo y en las avenidas Luro y Champagnat, donde se entregaron volantes a los automovilistas que pasaron por el lugar.

Momentos de tensión se vivieron en Olavarría, donde se sancionó un proyecto de ordenanza instando al diálogo entre el Gobierno nacional y el campo, pero sin incluir al intendente José Eseverri (radical K) y a los legisladores provinciales de la ciudad. Esto provocó fuertes reclamos de productores que se presentaron en la sesión legislativa. Allí varios dirigentes del FpV fueron insultados por los manifestantes.

En Balcarce, los ruralistas interrumpieron una sesión del Concejo Deliberante y exigieron que dicha institución se exprese con mayor fuerza exigiendo una solución para tema de las retenciones móviles.

Algo similar ocurrió en las últimas horas en Necochea, donde la gente del campo copó el recinto y pidió el uso de la “banca abierta” para manifestar su posición. Al serles negada, un productor se abalanzó sobre una de las bancas, se sentó y comenzó a exponer la situación del campo.

Luego, los ruralistas llevaron a cabo una virtual interpelación de los concejales y recriminaron la postura asumida por algunos kirchneristas. Finalmente, se colocó una carpa frente al municipio.

En Junín hubo una contraofensiva de los ediles del FpV que respondieron a los insultos denunciando públicamente los nombres de los productores que adeudan cuotas de la Tasa de Red Vial.

En una de las principales ciudades de la provincia (Trenque Laquen) no cesa la tensión, ya que los productores rurales instalaron carpas frente al municipio y colocaron parlantes para que el intendente y los concejales escuchen el reclamo.

El propio gobernador Daniel Scioli tiene prácticamente vedado el paso hacia ciudades del interior provincial. Prueba de ello es que tuvo que suspender una actividad en Pergamino cuando los productores de ese distrito dejaron en claro que, si el Gobernador iba, recibiría un tractorazo.

La protesta sube de tono, y se instala cada vez con mayor fuerza en cada punto de la Provincia. En los próximos días intentará alcanzar a Scioli y a los legisladores.