lunes, agosto 15, 2022

Locales

Piedra libre para todos los ciudadanos

Sharing is caring!

Por Lic. Jorge Mancuso

Moratoria: Molina señaló que la intención es «permitirles a todos los contribuyentes que están en mora ponerse al día antes de julio y traer un peso a las arcas municipales que están necesitadas». «No somos amigos de las moratorias -aclaró- pero las usamos por necesidad del contribuyente y del municipio».

Pese que no son amigos de las moratorias, constantemente ésta administración se valió de éste instrumento, abusando del mismo en reiteradas oportunidades. La incapacidad después de cinco años de gobierno es manifiesta, pues si tuviéramos un catastro actualizado y un sistema informático que permitiera practicar eficientes controles –inexistentes en la actualidad-, no se repetirían año tras año nuevas moratorias. Con lo cual se perjudica al buen contribuyente. El señor Intendente ¿sabrá que es la equidad fiscal?

Aumento de tasas: Molina indicó que «la sociedad sabe lo que gasta todos los días y cómo impacta en el bolsillo del salario». De esta manera, vinculó los efectos de la inflación doméstica con la de los servicios municipales.

«Estos servicios (recolección de residuos, hospital, etc.) también sufren los mismos aumentos» dijo al tiempo que aclaró que en caso de un incremento, «va a estar consensuado de acuerdo a esos aumentos en la vida cotidiana».

La manera de incrementar los ingresos ligados a la tasa de Servicios Urbanos es vía revalúo, como ya lo implementó al inicio del ejercicio actual ahora va por más, aumentar la alícuota o sea un tarifazo. El problema de fondo radica en gastos desmedidos y clientelares – más de quinientos empleados nuevos en su gestión y nadie sabe para qué –. Considerando además que para financiar los gastos del Hospital y salud en general, se creo una tasa solidaria de salud.

Monto de la deuda municipal: «Está en el orden de los 7 millones de pesos» aseguró Molina y dijo que, «si sumamos toda la deuda corriente que es lo gastamos este mes estaría en el doble, que es lo que se paga todos los meses».

El año pasado dijo lo mismo, pero no es verdad, la rendición de cuentas publicada en el matutino local muestra cifras de más de tres veces superior a las indicadas por el señor Intendente. Esto se hubiese obviado si se cumpliera con la Ley Nacional de Responsabilidad Fiscal 25.917, la cual fue convalidada por la Ley de la Provincia de Buenos Aires 13.295 que entró en vigencia el 1º de Enero de 2005 y que adhirió este Municipio el 8 de Abril de 2005 por medio de la Ordenanza 5409/05 que votó este Honorable Concejo Deliberante, para ser más explicito en el artículo 4º de la Ley 13.295 dice:

“Cada Municipio publicará en su página Web el Presupuesto Anual – una vez aprobado, o en su defecto, el Presupuesto Prorrogado, hasta tanto se apruebe aquel – y las proyecciones del Presupuesto Plurianual, luego de presentadas a los Concejos Deliberantes correspondientes. Con un rezago de un trimestre, difundirán información trimestral de la ejecución presupuestaria, del stock de la deuda pública, incluida la flotante y del pago de servicios”.

La insuficiente información publicada en la página Web del municipio, no permite hacer un acabado análisis de la problemática que estamos tratando, basta citar que los datos que allí se encuentran, poseen errores, tales como que en la planilla correspondiente al mes de Abril se publican los datos del mes de Enero.

Proyecto del Frente Marítimo: indicó Molina que se tratará en el Concejo Deliberante y «aspiramos a que sea aprobado para poder licitar en mayo».

El propio Intendente pide moratorias, aumentos de tasas y por otro lado quiere pedir un préstamo al Banco Mundial –BM- o al Banco Interamericano de Desarrollo –BID- cuando éste municipio es insolvente o dicho diplomáticamente no es sujeto de crédito. Ojo conciudadanos que después los caprichos lo pagamos nosotros.

En azul palabras del Intendente de Necochea Daniel Anselmo Molina.

En negro palabras del Licenciado Jorge Mancuso