Nacionales

SALUD: Producción de cosméticos termales

Sharing is caring!

botermal.jpg

Por: Catriel López Acosta*

Investigadores de la Universidad Nacional del Noreste fabrican cremas y geles con agua termal de la localidad chaqueña de Sáenz Peña. Este desarrollo de la facultad de Farmacia de la UNNE aprovecha un insumo local para agregar valor a la industria cosmética.

La posibilidad de tener las propiedades medicinales y terapéuticas de las aguas termales atrapadas en un frasco, motivó una investigación de la UNNE, a través de la cual se encontró la fórmula para producir cosméticos que tengan efectos similares a los de un baño de inmersión en dichas aguas.

Tras un año de trabajo en los laboratorios de la facultad de Agroindustrias en Sáenz Peña, ciudad chaqueña reconocida internacionalmente por sus termas, se consiguió aprovechar la alta concentración salina del agua de ese lugar para preparar cremas, barro y gel que calman y rejuvenecen la dermis.

El desafío de los investigadores fue mantener la estabilidad y la vida útil de los productos, pese a la alta concentración salina del agua termal.

El proyecto exigió un estudio exhaustivo de las propiedades fisicoquímicas del agua. Se realizaron diferentes fórmulas hasta que se halló la que permitió aprovechar los efectos medicinales del mineral y a su vez, mantener las características básicas de un cosmético: buena penetrabilidad y aspecto, aroma agradable, ser inertes y estables en el tiempo.

El proyecto se diagramó para aprovechar el recurso natural del agua termal, a través del aporte técnico, científico y humano de la Facultad de Agroindustrias.

Hoy por hoy, se produce barro termal, crema nutritiva, crema humectante, crema de limpieza, máscara y gel termales.

Todos estos productos están basados en la mezcla del agua con aceites y colorantes, para lo cual se utilizan mezcladoras, reactores, envasadoras para potes y agitadores.

Producidos bajo la marca “Termal Derm”, estos cosméticos, elaborados en base al agua termal, están destinados a la hiperactivación orgánica, estimular las funciones metabólicas y la circulación, remover y eliminar las células muertas y las toxinas que contaminan la piel., favorecer la reproducción celular, y permitir una buena oxigenación y depuración del organismo. Incluso, sirven para utilizarse como anti inflamatorios, analgésicos y antirreumáticos.

“Las aguas termales de Sáenz Peña poseen una concentración salina un 50 por ciento mayor a la del mar.

Son consideradas las mejores del país”, aseguró el ingeniero Orlando Brachna, uno de los investigadores del proyecto.

Asimismo, destacó que por esta característica, pueden ser utilizadas en más de 40 aplicaciones o usos terapéuticos reconocidos científicamente.

Son principalmente indicadas para afecciones óseas, musculares, dermatológicas, circulatorias y relajantes del sistema nervioso central.

“El uso de las aguas termales con fines de hidroterapia es viejo, pero con la modernidad, la utilización terapéutica de las aguas viró hacia nuevos métodos de tratamiento, como es el caso de los cosméticos.

Sus beneficios estéticos se basan en su función nutritiva, ya que en su composición química poseen sales minerales que el organismo necesita”, explicó Brachna.

Detalle de los productos

La producción local de los cosméticos termales de Sáenz Peña asegura el aprovisionamiento de toda la población. Son ellos:

Barro termal.

Es absorbente de sustancias y células muertas. Actúa arrastrándolas a las capas superiores de la epidermis, realizando una limpieza profunda.

La piel queda bien oxigenada y libre de toxinas. Es un nutriente mineral natural con acción desinflamatoria, astringente, calmante, que favorece la circulación con hiperactivación orgánica y renovador dérmico.

Máscara refrescante.

Se produce con el agregado de extractos vegetales al agua termal. Se presenta como un nutriente mineral natural con acción desinflamatoria, astringente, fuertemente refrescante, que favorece la circulación.

Gel refrescante.

Para producirlo, el agua termal se mezcla con extracto de aloe vera. Brinda una acción refrescante e hidratante debido al contenido de aloe vera, agua termal y agua purificada.

Se recomienda su utilización luego de exposiciones prolongadas al sol o en quemaduras leves de la piel.

Crema humectante.

Es una crema humectante activa con agua termal. No sólo impide la deshidratación de la piel, sino que aporta humectantes activos, que producen avidez de agua en el interior de la célula.

Crema de limpieza.

Es una crema de limpieza de acción profunda debida al agua termal. Deja el cutis libre de contaminantes y listo para aplicar cualquier tipo de cosmético.

Crema nutritiva.

De rica textura y alta concentración de minerales, tiene acción humectante y cumple con las funciones complementarias de recomponer la estructura de la epidermis.

Esto ayuda a prevenir las señales claras del envejecimiento, reduce la profundidad de las arrugas y devuelve belleza a la piel.

*(UNNE – AGENCIA CYTA – INSTITUTO LELOIR)